El somormujo

Con intención de satisfacer el último capricho del magnate, el lujoso avión privado transportaba un cargamento ilegal de aves exóticas, con destino a su finca de recreo. Un ecologista bienintencionado abrió en pleno vuelo todas las jaulas y una ventanilla para liberar tan valiosa mercancía. Sólo se salvó el somormujo.
Escrito por Jerónimo Hernández de Castro

16 comentarios :

  1. ¡Somormujo! qué bonita palabra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. Es un tipo de aves muy hermosas también llamadas a veces somorgujo.

      Eliminar
  2. Me encanta el somormujo y cómo suena. De hecho sé imitar su trino durante el celo :)
    @MicroRadon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer el relato y por escribir Radón. Muy interesantes tus habilidades :) Un abrazo

      Eliminar
  3. No conocía ese vocable. Me encanta conocer palabras nuevas, me aficiona cada día más.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por leerme y por tu comentario. He buscado una palabra que tuviera algo de exótico e inusual. Si te gustan las palabras nuevas puedes encontrar una en página FB todos los domingos https://www.facebook.com/jero.saberyganar

    ResponderEliminar
  5. Anónimo19/2/14 8:38

    Genial y muy original Jero, encuentras siempre alguna palabra que nos sorprende!. Carmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmela. Gracias por tu comentario y por leerme. Me alegra que te haya gustado. Un abrazo

      Eliminar
  6. Ave interesante el somormujo. Además la palabra tiene carácter. Me gusta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amigo. La verdad que es una ave maravillosa, exótica y sugerente. Gracias por el comentario Un fuerte abrazo

      Eliminar
  7. Si se hubieran salvado todos, habría aplaudido; aún así me gusta el relato, el ecologista bienintencionado y, por supuesto, el somormujo; he buscado una imagen y me parece que tiene un penacho precioso, como su nombre. Jerónimo, hoy gracias a ti, he aprendido una cosa nueva.

    ResponderEliminar
  8. Gracias! Desde luego que la palabra somormujo ha sido muy sugerente para todos. Un abrazo y gracias por tu comentario

    ResponderEliminar
  9. Como las mejores intenciones acaban con las peores consecuencias.
    Un relato original.

    Saludos al somormujo.
    Jesús.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Jesús. Me alegra mucho que te haya llegado una parte para mí fundamental del relato. Transmitiré tus saludos :) Un fuerte abrazo. Jerónimo

    ResponderEliminar
  11. Ay ay, que a veces las buenas intenciones no bastan. Qué suerte el somormujo no¿? enhorabuena Jero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MeL Gracias por comentar. Un beso! Jero

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!