Pasiones

Él parecía fuera de sí mientras arrojaba a aquella mujer sobre el sofá. La inmovilizó situándose encima, mientras le apuntaba con su arma en la frente.

Fue entonces cuando apartó el revólver, se quitó el sombrero de sheriff y la abrazó emocionado.

Mami, me gusta jugar contigo. Te quiero tanto...
Escrito por JotaJota

2 comentarios :

  1. Me parece un relato muy tierno, en el que se refleja lo rápido que cambian los niños de actitud. "Veo" su carita contemplando embobado a su mamá.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo23/2/14 9:23

    Muchas gracias María Isabel.
    Un saludo, JotaJota.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!