Power

Me acerco al aparato, es sobrio, mudo, y el polvo untado en forma de manto de algodón descubre su intimidad cuando pulso el botón de arranque. Nada, ni un atisbo de vida. Cojo un paño, empiezo a limpiarlo, cuando poco a poco reacciona encendiéndose el on y yo me apago.
Escrito por Antonio Ortuño Casas

22 comentarios :

  1. El relato me sugiere el poder latente de la tecnología. Mientras está fuera de servicio, bien, el reino es nuestro. Una vez entra en acción su power, desaparecemos y todo el campo es dominado por la virtualidad tecnológica.
    Encuentro de hombre y máquina en un sugerente relato. Saludos, Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Manuel. Despedecemos esos aparatos que no necesitamos, o en todo caso hagamos el estricto y necesario uso de ellos. Encontrémonos mejor los humanos. Un abrazo, Antonio

      Eliminar
  2. Antonio, tal vez dependemos de las maquinas y la tecnología más de lo que pensamos, o incluso las maquinas se apoderan de nosotros, como le ocurre a tu protagonista.
    Buen relato, Antonio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javier por tu comentario, que me hace recordar alguna que otra película de ciencia ficción, y que espero que no suceda como en ellas. Saludos, Antonio

      Eliminar
  3. Por algo la llaman la caja tonta.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La caja tonta, y si solo fuera eso!!, el móvil, la tableta,.... Gracias por tu comentario Raquel. Antonio

      Eliminar
  4. ¡Corre, Antonio, tira del cable, que ese aparato te quiere dominar! ¡No te dejes vencer, que tú eres más fuerte, 'more powerful'!
    Cincuenta sobre el encuentro, no siempre bien avenido, entre una persona y una máquina (o uno de sus aparatos electrónicos o eléctricos, que intuyo que puede ser una televisión).
    Enhorabuena.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tele, el móvil, el ordenador,.... y si nos ponemos pues el coche, el sillón,.. Gracias José Antonio por tu comentario. Antonio

      Eliminar
  5. ¡Qué bueno, Antonio! El hombre frente a la máquina...
    De lo más original, simpático, con un humor exquisito y muy cierto, además.
    Enhorabuena, un beso.
    Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado mi micro. Seguimos retando a la máquina. Besos, Antonio

      Eliminar
  6. La tecnología nos ha retado a duelo y parece que, si no reaccionamos a tiempo, tiene todas las de ganar. Hay un fondo de verdad en el micro, pero también humor.
    Un abrazo, Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen por tu comentario. Reaccionemos, estamos todavía a tiempo. Saludos y un gran abrazo. Antonio

      Eliminar
  7. La que se va a apagar soy yo como seas el Antonio Ortuño que ha ganado el premio de relatos Ribera del Duero.
    Y, si no lo eres, te estrecho la mano igualmente, por tu pedazo de micro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no lo soy Patricia. Eso tienen algunas veces los nombres, como las cosas. Pues ahí va la mía para estrecharla. Muchas gracias por tu comentario y me alegra que te haya gustado mi micro, como al resto de compañeros y compañeras que han hecho lo propio. Saludos y recibe también un gran abrazo desde la distancia (Uganda). Antonio Ortuño Casas

      Eliminar
  8. En muchas ocasiones, cuando un televisor se enciende, la persona se apaga. Algo que no ocurre con un libro, capaz de enriquecer sin menoscabo y sin necesidad de interruptores que lo activen, a no ser que sea electrónico.
    Un relato sobre la excesiva dependencia de las máquinas, que parecen anular la capacidad de pensar y la iniciativa propia.
    Un saludo, Antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos apagan Ángel. Gracias por tu comentario, Antonio

      Eliminar
  9. Qué bien lo has descrito. Estupendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maite, que bien que te gusta. Saludos de mi parte, Antonio

      Eliminar
  10. Curioso micro. ¿Una máquina encendiendo a un hombre o un hombre encendiendo una máquina?
    Saludos, Antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto monta monta tanto. Ahí está la cuestión, que es de gustos y entendimientos. Saludos, Antonio

      Eliminar
  11. Un relato muy futurista. Al final nos apagarán a nosotros.
    Salu2

    ResponderEliminar
  12. Anónimo2/5/17 9:07

    Gracias Maribel por tu comentario, pero parece que ya estamos en ese futuro. Antonio Ortuño

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!