Protección indestructible

Nunca olvidaré la noche en la que descubrí cómo derrotar a esos seres maléficos que solían visitarme. Tan sólo tuve que reunir el valor suficiente para levantarme de la cama e ir al dormitorio de mi abuela. Junto a ella, todos los monstruos desaparecieron, incapaces de atravesar mi escudo protector.
Escrito por Ana Belén Arbués - Web

6 comentarios :

  1. Infranqueable. El amor de los abuelos resiste cualquier embate. Emotivo y hermoso, un relato de amor para homenajear la vida. Saludos, Ana Belén.

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito, Ana Belén. La pena es que sea una destucción con fecha de caducidad. ¡Cuánto se echa de menos!
    Abracicos.

    ResponderEliminar
  3. La relación entre niños y abuelos es siempre especial, porque se salta la barrera de los padres, que tienen un papel más juicioso y responsable. La abuela puede con todos los seres maléficos y con todos los monstruos. A su lado solo encontrará un amor incondicional.
    Muy bonito, Ana Belén. Besos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Vaya! Me he llevado un chasco. Yo tendré que seguir haciéndoles frente ocultándome debajo de las sábanas. Enhorabuena por el micro. Saludos, Ana

    ResponderEliminar
  5. Ah... pues me trae recuerdos. Yo la llamaba y ella siempre aparecía hasta que me calmaba.
    Muy bonito tu micro.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por vuestras opiniones. Estoy segura que todos tenemos bonitos recuerdos de nuestros abuelos y de su amor incondicional.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!