Fue un fantasma

Quizá fue un sueño. O un fantasma. O una pesadilla. En la que casi nos ahogamos entre las dobleces de la cola de su negra sábana; llenos de mentiras, verdades a medias, intereses egoístas y mucha amargura.

Un buen día abrimos los ojos y la enfrentamos. Ya no nos asusta.
Escrito por ¿?
Anónimo hasta noviembre

3 comentarios :

  1. En la vida hay que enfrentarse a los fantasmas que nos acechan, nos asustan. Lo mejor siempre cuando logramos vencerlos.
    buen relato.
    Un abrazo, anónimo.

    ResponderEliminar
  2. La vida hay que enfrentarla y no perderse entre sus dobleces.
    Buen micro. Besos.

    ResponderEliminar
  3. El miedo continuo es peor que la más temida realidad.
    Saludos

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!