Obsolescencia programada

Ni un te quiero. Ni un beso. Ni el cigarrillo de después. Cuando empezamos, estamos dale que te pego, hasta que los vecinos golpean la pared gritando: "¡Ya está bien!". Entonces lo aparto, me doy media vuelta y a dormir, pensando que mañana no se me olvide cambiarle las pilas.
Escrito por ¿?
Anónimo hasta noviembre

20 comentarios :

  1. Hay ejercicios que no necesitan otra compañía que la de la fantasía y, bueno, suficiente carga en la batería. Felices sueños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando te quedas sin batería, casi, casi, matarías, jajaja y no quiero pensar en un momento como el que cuento, como para ponerse a buscar.
      Gracias, Manuel.
      Besitos.

      Eliminar
  2. Opino como Manuel, buen acopio de pilas por lo que pueda pasar. Y regalarle unos tapones a los vecinos.
    El título me encanta.Buen relato, me ha gustado.
    Un abrazo, anónimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora mismo bajo a la farmacia y compro unos tapones para los vecinos, no veas como molestan, con sus voces no me puedo concentrar. Aunque también pienso que es envidia, ellos na de na, o son muy silenciosos.
      Gracias, Javier.
      Besitos.

      Eliminar
  3. Picaresco relato. Tanto que decir al respecto pero creo que las palabras se me han quedado sin pilas. Bueno, aplausos al inventor de las baterias. Ja ja. Muy bien logrado el relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al inventor de las baterías un monumento, eso sí, que las bajen de precio, se me va el sueldo en eso y no puede ser.
      Gracias, Alejandro.
      Besitos

      Eliminar
  4. ¡Qué bueno y divertido relato! Pero hay qué ver como hasta los varones son sustituídos por un simple artefacto a pilas! Buahhh! ¡A lo que hemos llegado! jajaja!
    M'ancantao!. Enhorabuena Srta. Anónima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, un simple artefacto no, tú tenias que ver el artefacto, eso no lo encuentras así como así. Y que luego digan que el tamaño no importa, si yo te contará...
      Gracias, Isidro.
      Besitos.

      Eliminar
  5. Hay que ver, esos amantes tecnológicos, que fríos y escandalosos son. Que no se te olviden las pilas, jajaja. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De fríos nada, no veas el calor que paso. Y bueno el mío es silencioso, aquí la escandalosa soy yo. Aunque como he dicho arriba, voy a comprarles unos tapones a los vecinos.
      Gracias, Olga.
      Besitos.

      Eliminar
  6. Los hombres necesitan una muñeca hinchable; las mujeres, un simple dildo. Curioso.
    Un buen micro. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero no puedes comparar, una muñeca hinchable, que encima eso hay que hincharla y claro se pierde la fuerza por la boca. Lo mío más sencillo, más rápido y ya está.
      Gracias, Plácido.
      Besitos.

      Eliminar
  7. Acabo de aprender una palabreja nueva y no es obsolescencia. Divertido micro, aunque los vecinos no piensen lo mismo. Saludos, Anónimo 16.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno los vecinos ya he pasado a llevarles el regalito de los tapones, no veas que contentos se han puesto.
      Entonces la palabra es "programada" jajaja. Siempre hay que echar unas risas...
      Gracias, Juana.
      Besitos.

      Eliminar
  8. Un micro que se adapta a la era tecnológica, quién iba a pensar que pudiera resolverse con unas pilas jajaja. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un monumento a las pilas y a su inventor, bueno y al inventor del cacharro ese que utilizo.
      Gracias, Omar.
      Besitos.

      Eliminar
  9. A falta de pan, buenas son pilas.... Eso es lo que me ha sugerido tu inspirado y en el fondo triste relato.
    Muy bueno.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chica de tristezas nada, tu no veas lo bien que me lo paso. También te digo que a nadie le amarga un dulce y de vez en cuando algún bombón pasa por mi cama, no todo va a ser todo tecnología.
      Gracias, María Jesús.
      Besitos.

      Eliminar
  10. Lo bueno es el poco sitio que ocupan en la cama cuando ya no los necesitas... Además no roncan!jajajaaa
    Buen micro... Anónima? 😉

    ResponderEliminar
  11. Tienes razón , ni roncan, ni dejan la ropa tirada, ni molestan y toda la cama para ti o para quien tú quieras, jajaja.
    Gracias, Galilea.
    Besitos.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!