Esas estupideces

Es estúpido echar de menos a quien se acaba de marchar. ¿Por qué echar en falta cuando todavía tienes en la nariz su olor y en tus ojos, su imagen?

Alma mira a su enfurruñada nieta con amor. Imposible enseñar a multiplicar cuando todavía no se ha aprendido a sumar.
Escrito por Amelia

2 comentarios :

  1. La sabiduría de la abuela percibe un mundo más allá de la existencia física, donde los sentimiento perduran en el recuerdo imborrable de la memoria del alma. Joven, la nieta, aún no ha desarrollado tal dimensión en sus sentidos ni en sus conceptos vitales. Cuestión de tiempo y de madurez.
    Interesante propuesta, Amelia. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Pobre abuela: tener que cuidar de una nieta que quiere estar con otra persona.
    Un buen micro. Saludos, Amelia

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!