Pensamientos fugaces

Mientras masticaba aquel chicle que había encontrado en el fondo de un pantalón vaquero empecé a recordar mi época colegial. Una época donde no existían las prisas, ni los problemas, ni las dudas ni las preocupaciones. Unos años en los que lo importante era aprender y lo más difícil saber.
Escrito por Elena

5 comentarios :

  1. Que maravilloso que nos transportes a una época donde no existían las prisas, ni los problemas, ni las dudas, ni las preocupaciones con tu micro.
    Un abrazo Elena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado Raquel! Un saludo :)

      Eliminar
  2. Curioso. La magdalena de Proust convertida en chicle. Aunque no es nada extraño: a mi mujer le pasa con las pipas. Siempre que las come recuerda que lo hacía con su hermana.
    Un buen micro. Saludos

    ResponderEliminar
  3. ¡Cualquier tiempo pasado fue mejor! ¡Qué bonita la época de la infancia, sin problemas ni preocupaciones!
    Un saludo, Elena.
    Malu.

    ResponderEliminar
  4. Enrique Caño18/11/17 21:53

    La niñez: el tiempo más importante de nuestra vida. Donde se teje toda nuestra personalidad, emociones, sentimientos, patrones...¡no perdamos nunca la ilusión!
    Muy buen micro, Elena.
    Un beso. Enrique

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!