Vuela

Los columpios se balanceaban acercándonos. El vaivén y la velocidad aumentaban.

"¡Vuela, pajarito!", le susurré en nuestra última actuación de acrobacia, mientras él se soltaba de la barra, estiraba las manos y yo retiraba las mías y lo veía caer.

Abajo, se oyó el llanto de la ayudante del mago.
Escrito por María Galerna

13 comentarios :

  1. Vengaza, dulce venganza. Me parece que el acróbata y la ayudante del mago... tenían lío. Aunque me parece metafóricamente espléndida, creo que deja algún que otro testigo... ¿Error humano??
    Ingenioso micro Maria Galerna, pues el amor, es como un circo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Como dice la mafia: "Que parezca un accidente". Tener en las manos la vida del mayor de los rivales debe de ser una tentación demasiado fuerte, no menos que el golpe que se ha dado el susodicho. Hubiera sido un gesto de nobleza dejar que volase libre, pero no en picado.
    Un relato bien estructurado, con un primer párrafo que sitúa la escena. En el segundo se desencadena el drama. En el tercero se desvela todo.
    Un saludo, María

    ResponderEliminar
  3. Qué bien contada esta cruel venganza. El rival -no sabemos si profesional o amoroso- cae inocentemente en la trampa como un pajarito, mientras el narrador se complace con calculada frialdad.
    Muy buen micro, María. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Me parece que los celos le han jugado una mala pasada a este trapecista. Los llantos de la ayudante del mago son muy delatores.
    Buen relato, María, me ha gustado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno. Además, sino anda Colombo o la Jessica Fletcher por ahí, puede que cuele como accidente laboral. Y hasta puede que alguien acabe cobrando alguna indemnización que otra. Sin bromas, me ha gustado. Suerte y un abrazo, María.

    ResponderEliminar
  6. Un amante descuidado y un trapecista sin red. Normal que los celos acabaran estrellándolo contra el suelo.
    Me ha gustado la originalidad de una historia muy bien contada, María.
    Felicidades.

    ResponderEliminar
  7. Una buena venganza. Lo malo es que se va a quedar sin trabajo.
    Un buen micro. Saludos, María

    ResponderEliminar
  8. Hola, María, me gusta mucho la frescura de tu micro y su pícara acidez, tanto como la cabecera que de nuestra página que se ha renovado con el exquisito diseño de ignacio Urtiaga. Felicidades a ambos, a cada cual por lo suyo. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. María, leí hace tiempo tu micro pero no tuve tiempo a pararme para decirte lo que me había gustado, así que te lo digo ahora. Un micro muy completo, con una narración de las que gusta leer, que crea unas imágenes nítidas en el lector: ese vuelo, esa retirada de manos, y hasta esa pequeña sonrisilla de la protagonista al ver el cuerpo junto a la ayudante del mago.
    Una genialidad en resumidas cuentas.

    Un beso.
    Pablo

    ResponderEliminar
  10. Una venganza, bien narrada, tan bien narrada que lo he visto todo. Por favor que no me llamen como testigo.

    ResponderEliminar
  11. Enrique Caño10/12/17 16:45

    Qué final tan trágico. Parece que la intención de retirar las manos ha cumplido su premeditado fin. Enhorabuena, María; el micro no pasa indiferente.

    Besos. Enrique

    ResponderEliminar
  12. Contundentes y muy acertadas estas cincuenta. No se podía relatar de mejor manera ese accidente labora. Un abrazo, María.

    ResponderEliminar
  13. ¡Ay, qué golpe! Una venganza de altura.
    Enhorabuena.
    Malu.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!