El cántaro a la fuente

En el parque, mi compañera y yo siempre coincidimos con Gala y su compañero, pero observo que ellos, cada día se demoran más en enlazarnos el collar canino para llevarnos de vuelta a casa.

Me encanta Gala, pero creo que a mi dueña, le encanta más el dueño de Gala.
Escrito por Isidro Moreno - Web

47 comentarios :

  1. El perro, hoy por hoy, es el amigo fiel de los encuentros. Una cosa lleva a la otra. El esparcimiento del animal requiere de la conversación o el devaneo de sus dueños y sucede a veces esa historia maravillosa que relatas. Otros, avispados donde los haya, llevan perro para provocar la situación. Al parecer, se liga más en los parques para perros que por internet.
    La perspectiva desde el punto de vista del perro resulta muy original. Saludos, Isidro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, puede ser un buen sustituto del WhatsApp. Esta es la versión light de otro relato mío más largo y algo más "más torrido", pero esencialmente es lo mismo.
      Muchas gracias manuel por pasarte y pasearte por aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¡Mira que no he echado de menos tener un perro, en mis tiempos mozos, para emplearlo en el ligoteo! Realmente, no sé si funciona, pero lo que sí creo es que ayuda a entablar conversación... lo demás, viene despues (si es que llega). Buen punto de vista perruno. Felicidades, Isidro.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre se está a tiempo para tener la compañía de un perro y es verdad que tiene sus grandes ventajas.
      Muchas gracias, Mariajo, por tu comentario.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Ya se sabe, Isidro, el roce hace el cariño y con la escusa del perrito pues a ligar.
    Menos mal que a los perros no les da por escaparse, ya que como cada día tardan más...
    Muy buen título, Isidro y bun relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final todo queda en "un buen apaño", jejeje.
      Muchas gracias Javier por comentar.
      un fuerte abrazo y nos seguimos leyendo por whatsapp, ya que lo de los perros no nos "pilla a mano"

      Eliminar
  4. Pues va a ser cierto eso de con un perro o un bebé, en el parque, se puede ligar a todo tren. Lástima no tener ni una cosa ni otra. Sin bromas, me ha gustado. Suerte y saludos, Isidro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya le he dicho a Mariajo que nunca es tarde para la experiencia canina. Lo recomiendo.
      Muchas gracias Jesus.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  5. La gente está deseando relacionarse, lo difícil es romper el hielo. Para ello, nada más cálido que el mejor amigo del hombre (y de la mujer). Esa demora en volver a casa de los dueños caninos de tu relato promete. Si el cántaro va a la fuente es por algo, ya se verá luego si luego si se rompe o no.
    Dos abrazacos, Isidro, artista

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quién sabe, quizás esa relación fue completamente fortuita. La vida te da sorpresas.
      Habrá que esperar al siguiente capítulo para ver «La ruptura del cántaro»
      Muchas gracias por tu gentil comentario, amigo Angel.
      Vayan dos abrazacos fuertes.

      Eliminar
  6. ¡Mancantao, Isidoro! Chapeau por esa candidez de trazo, como chiquillos por primera vez pecando.
    No sé por qué, pero hoy necesitaba un micro como éste.
    Gracias por compartirlo.
    Salut.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado y te haya alegrado el día.
      Ya no necesito quedarme finalista para estar contento. Tus palabras me son suficientes.
      Un fuerte abrazo, Dipandra.

      Eliminar
  7. Por algo se tardan más cada día. Eso ha la bien, ésta historia se ve con buen desenlace. ¿Te imagi as que los perros hablaran realmente? Cuantas historias habría. Me ha enamorado tu micro. ¡Excelente Isidro! Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quise decir Habla
      Y quise decir imaginas...estos dedos...

      Eliminar
  8. Que los perros hablasen, sería "la leche", pero mucho me temo que entonces no serían el mejor amigo del Hombre, porque son sinceros y espontáneos en su comportamiento y eso a los humanos, "nos puede doler muy frecuentemente"
    Me alegro mucho de que te haya gustado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. De entrada, ya me ha gustado que la historia esté narrada por un perro. Y es un buen narrador, porque no se le escapa el interés que los dueños se van mostrando al alargar su tiempo de esparcimiento sin collar. Parece que este cántaro sí se rompe y que los parques son buenos lugares para entablar relaciones.
    Me ha gustado mucho, Isidro. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, me da que tú también tienes o has tenido perro. Suele haber una sensibilidad especial por parte de los dueños de animales domésticos.
      Muchas gracias, Carmen, por tu comentario.

      Eliminar
  10. M. Belén Mateos6/4/17 11:49

    Un 50 muy canino y amoroso.
    Una forma de romper el hielo es conocerse por sus mascotas, el resto ya depende de ellos. Si se dilata el tiempo parace que será primavera siempre en sus encuentros.
    Genial micro Isidro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces los canes actúan de rompehielos además de "coaches" emocionales y para mantenimiento físico. ¡Ponga un perro en su vida! sería el eslogan del relato, jejeje!
      Muchas gracias por comentar, amiga Belén.
      Besos.

      Eliminar
  11. Qué tierno. Me ha recordado a la maravillosa escena del parque de "101 dálmatas", la original de dibujos animados.
    Un abrazo, Isidro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, aunque aquí la cosa no era tan multitudinaria. Se resumía a dos parejas mixtas y paralelas a la vez.
      Muchas gracias por leer y comentar, amiga Asun.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  12. Está claro, si te haces con un perrito y adquieres cierta instrucción sobre su mundo y su adiestramiento, ya tienes un buen camino recorrido para conseguir ligar.
    Muy bueno, ahijado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Yo ni con esas!
      Muchas gracias, padrino, por pasarte y comentar.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  13. Guauuuuu...
    Soy consciente de que hay un mundo perruno que me pierdo por completo. Pero también sé, por amigas que tienen perros, que es de lo más interesante, grupos de WhatsApp de amistades que se han forjado gracias a los perros, horas fijas para bajar al parque con los canes, quedadas perrunas para que los animales socialicen...
    Tu relato es una pequeña muestra de algo de todo esto, yendo un poco más al terreno del "ligoteo", que has reflejado a la perfección, querido Isidro. Estoy convencida de que tienes un perro, la otra parte no sé si la explotas, ja, ja, ja.
    Un beso grande.
    Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuve, durante 20 años 2 perritas cócker, encantadoras que inicialmente eran para mis hijas y que al final nos ocupábamos más mi mujer y yo. (También suele sonar familiar esta historia)
      Conocí a mucha gente, pero para referirnos a ellos, era por "El o la dueña" de... Coco o de Luna, o..." o sea, sabíamos el nombre del can pero, a veces, no el del dueño.
      En cuanto a ligar... me ha gustado lo que dice (abajo) Enrique Angulo: Ligo menos que Quasimodo en Marbella. jejeje!
      Muchas gracias por comentar, amiga Malu. (Buenas vacaciones de Semana Santa)
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Como no hagas algo, te va a tocar soportar a Gala a todas horas.
    Saludos, Isidro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intentaré "llevarlo a gala". jeje!
      Muchas gracias Plácido por comentar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Los ligoteos de parque y perretes. Veo que has acudido a un clásico, y has convertido en narrador a uno de los canes. Muy original.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes de los deseos de muchos propietarios de perros cuando dicen: "Es que sólo le falta hablar". Pues... ¡habla!
      Muchas gracias, Raquel.
      Saludos.

      Eliminar
  16. Me encanta el aire, inocente y natural, con el que el narrador perruno nos presenta “lo que puede ser el inicio de una bella amistad”
    El perro, como mejor amigo del hombre, es de gran ayuda en estos lances. También es un buen amigo de quienes nos gusta escribir. Tu micro lo demuestra y a mí también me ha dado una mano alguna vez.
    Muy bueno, Isidro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste. Como verás los perros nos ayudan mucho, incluso hasta a escribir relatos.
      Mil gracias por tu gentil comentario.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  17. El perro es el mejor amigo del hombre, pero el hombre, en muchos casos no es el mejor amigo ni de su padre. Aunque esto parece que no viene a microcuento, lo he soltado.
    Como Cervantes, en El coloquio de los perros, has dado voz a uno de esos canes, el cual nos informa de sus aventuras con su dueña y con el dueño de otra perra, de lo que ocurre y de lo que se deduce que acabará ocurriendo.
    El perro parece que es un buen cebo para ligar, a mí no me dio buenos resultados en su día, de entrada, porque el perro que sacaba a pasear no era mío, sino de una tía, y quizás, porque entonces a los perros no se les prestaba tanta atención como ahora, también puede ser que yo ligase menos que Quasimodo en Marbella, que dijo Forges en una de sus viñetas.
    Lo que sí es cierto es que esa perra –de raza fox terrier y de nombre Dina- era una bendita, no así el perro –de la misma raza y de nombre Ari- que la sustituyó al morirse, y al que también paseé con idénticos resultados en cuanto a lo del ligue.
    Pero creo que en tu microcuento va a haber mucha más chicha canina y humana en lo que a relaciones amorosas se refiere, me alegro por ellos.
    Muy original el microcuento centrándote en lo cotidiano, en lo que puede pasar en el parque cercano a nuestro casa, y en lo que uno puede imaginar con respecto a lo que pasa, lo cual no es nada fácil. Un abrazo, Isidro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que entiendes muy bien el lenguaje y la conducta de perros y dueños.
      Lo de Forges "m'ancantao", jejeej!
      Muchísimas gracias por tu pedazo de comentario.

      Eliminar
  18. Dicen que se liga mucho con los perros cuando los sacan de paseo. Y según la raza de perro, también, se liga más o menos. Osea que el can actúa como la “Celestina” más infalible.
    Muy bien, Isidro. Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué duda cabe que las relaciones sociales que se fomentan con los perros, son más "cercanas" que los grupos de whatsapp, pero tiene que haber de todo.
      Me alegro de volverte a leer por aquí.
      Besos, Olga.

      Eliminar
  19. Una vez conocí a alguien que ligaba así y, según la susodicha persona, no se le daba nada mal. Esto, yo nunca he tenido perro, que conste ;)
    Bonita historia, Isidro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde si la dicha es buena. Creo que deberías planteártelo. Lo de tener un perro, digo. Tiene muchas compensaciones, ahora bien: Es uno más en la familia.
      Me alegro mucho de volverte "a ver"
      Muchísimas gracias por leer y comentar.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  20. Una historia de amor -o mejor dicho, dos historias de amor en paralelo- narrada desde la perspectiva de un perro muy sagaz. Curioso cincuenta y mucho más curioso que el único nombre que se menciona, y hasta por tres veces, sea el de la perra, pareja del protagonista canino. Pero claro, es que supongo que será el amor de su vida... perruna.
    Simpático y bonito microrrelato, amigo Isidro. Enhorabuena y nos seguimos leyendo, con o sin perro de por medio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los protagonistas son los perros. El que habla es el novio de Gala y sus dueños... ¡llevan una vida paralela! jejeje!
      Muchas gracias por leer y comentar, amigo Barrionuevo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  21. Cuántos amores humanos se habrán cruzado y después unido por un primer amor a los perros...
    A mí también me ha hecho retroceder tu simpática historia unos cuantos años, a aquellos de las mágicas lecturas disney.
    Entrañable e impecablemente contado, Isidro. Enhorabuena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Antonio.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  22. Dicen que se liga bastante sacando a pasear a los perritos, y por lo que veo parece que es más que nada por eso de la insistencia. Si no que se lo pregunten a ese perro tan simpático y avispado, y que además parece que te ha dictado este relato, jajja.
    Es un disfrute siempre leer lo que escribes.
    Un abrazaco, Isidro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo has sabido que me lo ha dictado el perro? jejeje
      Muchas gracias, Quique.
      Dos abrazacos.

      Eliminar
  23. Y yo con tres perros y dos gatos... debería sacarlos más seguido (si es que me deja mi esposa).
    Tierno relato Isidro, me gusta el estilo que le has dado.
    Saludos y un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy convencido que deberías sacarlos más, aunque lo tuyo más parece un zoo!!!! ¡5 fieras!
      Gracias, Jean y un fuerte abrazo

      Eliminar
  24. Bonito relato, de una historia doble de amor, muy bien contado tio. Tú en tu linea artista. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste.
      Muchas gracias, Ruben. Un fuerte abrazo a ti y a la familia.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!