El grito deseado

¿Tierra? ¿Tierra a la vista me vas a decir tú a mí, Rodrigo? ¿Tierra a la vista, cuando sabes que tengo grietas en los ojos de derramar ríos de sal buscándola durante meses? ¿Tierra? ¡Venga ya, hombre! ¡Agua...! ¡Agua y comida es lo que tienes que gritar! ¡Déjate de tierra!
Escrito por Salvador Pérez Salas - Twitter

De la patada

Me ganaba la vida jugando al fútbol, era ducho. Decían que mi técnica era exquisita, un Maradona en ciernes, de buenas piernas, vaya. Con el primer contrato jugoso con el club, compré un auto de lujo. 

Ahora ya ni puedo caminar, tras el accidente, mi talento lo tuvieron que amputar.
Escrito por Cristopher Josué Escamilla Arrieta - Twitter

Sabia decisión

Cuando el agua alcanzó el cuello de los gobernantes, empezó a despegárseles una segunda cara que ocultaba otra real, con la cual habían nacido. Sabían que una vez que se descubriera la verdadera ya no habría posibilidad de pegarse la segunda nunca más.

Decidieron que mejor los tapara el agua.
Escrito por Juan Carlos Pozo Block - Twitter

El matón del barrio

Hoy jugaremos al fútbol. En mi equipo estarán Ángel, Pablo, Manuel y Antonio. En el otro, Eduardo, Rafa, Álex, Isidro y Jesús.

¡Pero nosotros somos mucho peores! protestó Álex.

Os aguantáis, además, yo haré también de árbitro.

¿Y nosotros con quién vamos? preguntaron el resto de chicos.

Vosotros no jugáis.
Escrito por Enrique Angulo - Twitter

Amor de madre

La futura personita que crece en su interior presenta una progresión adecuada. Así lo confirma la ecografía. Su sexo no le importa, solo imagina su naricita, sus manitas... Se encuentra en tal estado de felicidad que incluso está dispuesta a compartirlo con aquella señora.

Al final convinieron un buen precio.
Escrito por Pepe Sanchis

La felicidad en una caja de cartón

A los veinte años, gracias a una cuidadora del psiquiátrico, Magdalena recibió su ansiado retoño. Aceptar las limitaciones de la criatura le fue tan fácil como amarla hasta el fin de sus días.

Magdalena se fue anoche, golondrina etérea en vuelo feliz.

Hoy, su viejo nenuco será trasladado al contenedor.
Escrito por Loli Regs

El médium del quinto

Desde que leí tu nota de despedida, juré averiguar por qué te fugaste con el médium del quinto B. En busca de respuestas, te busqué en lúgubres ambientes, pregunté a espectros, a entes maleducados. Un día me derrumbé cuando el Día de las Ánimas recibí una invitación a tu boda.
Escrito por Jesus Miguel Valls 

Traición

Inmóviles en la oscuridad, ya no oían voces ni ruidos fuera. Menelao dio la orden y salieron del interior del caballo. Al dirigirse a las murallas, oyó un ruido a su espalda y se volvió. Antes de ser degollado, vio a Homero en manos de los troyanos, escribiendo su final.
Escrito por Josep Maria Arnau