Arruinando el paisaje

―Y la humanidad colonizó la Luna y luego Marte y después el resto de planetas y lunas del sistema solar y el espacio se llenó de cohetes y naves espaciales que iban de un planeta a otro.

―Es el progreso, ¿qué es lo que no te gusta?

―Las vallas publicitarias.
Escrito por Luis Goróstegui - Twitter

Síntomas

Para Beatriz la brisa de la mañana siempre es igual. Su cuerpo camina estirado como si tuviera un hilo en la cabeza que tirara de ella hacia arriba. Se mantiene en un equilibrio ficticio que la sujeta al mundo cruel que le ha tocado vivir. Indicios de enfermedad nada rara.
Escrito por Carmen Martínez Marín - Web

La estatua

El escultor logró otro premio. Su virtuosismo con el cincel era indiscutible. El realismo que mostraban esos cuerpos marmóreos estremecía.

Pero tras su ambición ocultaba su secreto. ¡Qué habilidad para inocular melancolía a sus modelos! Si miraban atrás, quedaban petrificados y surgía otra obra de arte... con sabor a sal.
Escrito por Francisco Rubio Yepes - Web

El proceso del amor

No se habían visto nunca, solo en imágenes fotográficas, pero estaban seguros de que se querían. Todo fueron palabras, juramentos... por e-mail. Al encontrase, cambiaron letras por besos. Frases por caricias. Soledad por compañía. Eternidad por momentos. Promesas por gritos. Fidelidad por mentiras. Pero estaban seguros de que se querían.
Escrito por Mª Luisa Pérez Rodríguez

Una puerta para Malu

Tiene la piel color canela y los ojos grandes, es una niña y se llama Malu. La directora del orfanato le dice que abra una puerta, al hacerlo, ve a su nueva familia. Corre hacia ellos y los abraza mientras unas lágrimas dulces, no amargas como antaño, inundan sus ojos.
Escrito por Enrique Angulo - Twitter

Insomnio

De noche, con la luz del dormitorio apagada, escribo palabras en el aire que busquen a oscuras tu nombre y aquellas miradas enredadas, palabras que unan aquel amor que no estaba lejos pero que nunca alcancé. Palabras que no desvanezcan mientras recuerdo lo efímero que son los versos en verano.
Escrito por José Juan González

El puente

Ella era hermosa como el resplandor de la luna sobre la serenidad del mar. Esa noche, sin decir palabra alguna, tan solo con inquietas miradas, nos propusimos conocernos más. Debo admitir que recorrí con frenesí todos los caminos de su cuerpo, pero, lamentablemente, jamás encontré el puente hacia su corazón.
Escrito por Manuel Sedamano Ballesteros - Twitter

Con estilo

Probó diversas modalidades de saltos; del Ángel, caída libre, con tirabuzón, doble mortal hacia delante y hacia atrás... ninguno le satisfacía. El problema era siempre la llegada. Buscaba la perfección.

Ese día tenía que ser impecable. Solo tendría una oportunidad para llevar a cabo su objetivo.

Dejar un bonito cadáver.
Escrito por María Galerna