Chantaje a la nurse nueva

"Eres guapa", le dije, y me besó en los mofletes. Pero noté esas manos y le di un buen mordisco. "Voy a merendar. Y me comprarás luego cuarenta tabletas de chocolate. O hablaré con mis padres. Bueno, en principio. ¡Como llegase a enterarse el abuelo!". El abuelo y ella sonreían.
Escrito por Eduardo Martín Zurita

Desamores

Siempre discutían. Por cualquier cosa. Un día y otro y otro. Cada vez la cosa iba a peor.

Pero en el fondo se querían.

Él no podía evitar ir detrás cuando ella se enfadaba y decirle:

—Sabes que te quiero.

Y ella siempre volvía. Hasta el día que no volvió.
Escrito por Sara

La fiel amiga de Petra

Petra siempre espera impaciente la visita diaria de su fiel amiga. Ambas se sientan frente a frente, se observan emocionadas, conversan, ríen, lloran y gesticulan a la vez.

La visita acaba a la hora de cenar, cuando un enfermero del psiquiátrico retira a Petra del espejo para acompañarla al comedor.
Escrito por Sonia Serna San Miguel - Web

Estirpe

El ambiente estaba muy frío, hasta que a Luisito se le ocurrió contar su primer chiste. Cuando todos nos reímos su padre decidió marcharse, orgulloso de comprobar que su pequeño, tan divertido como él, también sabía hacer feliz a la gente. Atrás dejaba su cuerpo, rodeado de coronas de flores.
Escrito por Ángel Saiz Mora

La revolución ya está aquí

La puerta tardó en abrirse más de lo habitual. Ya dentro, pulsé el botón del decimoctavo, pero terminé irregularmente en el séptimo. Remarqué aquel, atónito, para terminar esta vez en el ático. Maldecía tales anomalías técnicas cuando una voz mecánica declaró, con virulencia, por los altavoces internos: 

—¡¡A las barricadas!!
Escrito por José Antonio Barrionuevo - Twitter

Sacar las uñas

Barajó los detalles de su larga relación. La convivencia, los mimos sin ganas, los arañazos de más, las ausencias sin avisar, los gemidos a medianoche, la maraña de pelo enroscada en su cepillo, y llegó a la conclusión de que no merecía la pena malgastar sus siete vidas con ella.
Escrito por Mª Belén Mateos Galán

Disyuntiva emocional

Por fin he dejado de ver sus rostros, de escuchar sus voces: las pastillas han triunfado.

El cepillo baila solo en el vaso; el mando del televisor se me ofrece solitario; mi móvil, inerte; y el cartero solo llama una vez.

Cojo los malditos antipsicóticos y los arrojo al inodoro.
Escrito por Salvador Esteve

Planes

Se esconden. Detrás de abarrotados armarios empotrados o leyendo viejas historias de libros acumulados en doble fila. A veces salen y te hacen señas. Pero vuelves la vista hacia otro lado, ignorándolos.

Entonces se convierten en pesadillas y te levantas con ojeras. Son ellos. Tus planes de futuro.

Y despiertas.
Escrito por Maest