Al alba

Danza desnuda con las olas, mientras entre la espuma se arremolina su pelo. Se balancea con el mar, hasta que de nuevo la envuelve el silencio. Sobre la arena, espera que el alba despierte de nuevo.

Anhela que cuando aclare la bruma, descubran al fondo del acantilado su etéreo cuerpo...
Escrito por Pilar Alejos Martínez - Web

46 comentarios :

  1. Pilar, poesía en tus letras para narrar este bello relato. Tu primer párrafo desprende sensibilidad en cada palabra y nos haces ver las imágenes que tu deseas y que la mente del lector se va imaginando.
    Pero llegas con tu última frase, con tu última palabra y nos das un vuelco, nos muestras la realidad, el cuerpo de tu protagonista flotando en el agua. Nos has despejado la bruma y con la belleza de tus palabras nos has hecho ver que al alba encontraríamos otra realidad más triste.
    Un relato redondo, escrito de forma excelente y bellísima. Con las palabras exactas en su lugar oportuno.
    Como he dicho en otro comentario en este mes de mayo, este relato merece llegar a lo más alto, enhorabuena.
    Besos muchos, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javier, has sido tan generoso con mi relato que me has emocionado.
      Mil gracias, por todo lo que me dices y por como me lo dices. He intentado contar la historia con toda la belleza que se merece y no desvelarlo todo hasta el final.
      Besos muy muy apretados.

      Eliminar
  2. El relato recrea el balanceo rítmico del mar en esa danza que sugiere unión trascendente y vital. Liberación. El final trágico que se interpreta en esos puntos suspensivos, adquiere, sin embargo un halo poético. A mí, el etéreo cuerpo, me sugiere la crisálida abandonada de las mariposas, después de que su vuelo las lleve a un estado de belleza y fragilidad superiores. Alfonsina viene a la memoria entre el rumor callado de las olas y la velada intimista de la bruma. Es bello, sí, y muy sugerente, Pilar. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel, qué bonito todo lo que has visto en mis 50palabras. Es todo un honor para mí, que te recuerde a Alfonsina.
      Muchísimas gracias, ya sabes lo mucho que aprecio tus comentarios y que te hayas pasado a acompañarme.
      Besos apretados, amigo.

      Eliminar
  3. Pilar, está muy feo escribir tan bonito para atizarnos ese final espeluznante. Tendría que reñirte, pero... el lado oscuro nos une, querida amiga. Dejas muchas incógnitas a la libre interpretación y eso, en este caso, también embellece el relato y ahonda la pena.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patricia, yo no sé que has hecho conmigo, cada vez estoy más contigo en el lado oscuro... te he dejado unas cuantas incógnitas para que puedas echarle imaginación a la interpretación de mi micro.
      Muchas gracias por tus palabras, amiga.
      Besicos muy apretados.

      Eliminar
  4. Pilar, nos has regalado un bello texto poético lleno de imágenes sugerentes. La figura que danza desnuda al ritmo de las olas sugiere una comunión con el mar. Al principio, creí ver una personificacion de la luna esperando el alba. Pero ese silencio y ese cuerpo en el acantilado me llevan a una imagen más dramática. Y su cuerpo etéreo -con los puntos suspensivos- a las imágenes becquerianas. Mucho misterio y varias interpretaciones posibles. Pero, ante todo, un lenguaje de una belleza exquisita.
    Te felicito, amiga, y te deseo mucha suerte. Besos y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, cuanto he de agradecerte lo mucho que me has enseñado, sobre todo de poesía, y que tanto me ha hecho crecer desde que nos conocemos.
      Muchísimas gracias, por cada una de tus palabras y por tu valoración tan hermosa sobre mi relato, que tan orgullosa me hacen sentir viniendo de tu parte.
      Has sabido ver todas las claves de mi relato y tu interpretación es totalmente acertada.
      Besos muy muy apretados, amiga.

      Eliminar
  5. Erratas: personificación*
    -con los puntos suspensivos-,*

    ResponderEliminar
  6. Pilar, has conseguido un poema en prosa, que he identificado con el final de Alfonsina Storni, aunque también al de muchas mujeres que siguieron su camino.
    Lo definiría como tragedia, hecha ballet de palabras. Una pequeña obra de arte, sí señora.
    Besito virtual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M. Jesús, cuando escribí el relato no pensé en nadie en concreto, fueron aflorando las palabras sin identificar a la protagonista. La interpretación de que puede ser Alfonsina, me gusta, le añade un plus a mi relato.
      No te imaginas cuanto agradezco tu valoración con palabras tan bellas para mi micro.
      Muchas gracias, de corazón.
      Besos apretados, amiga.

      Eliminar
  7. Tres líneas llenas de poesía, una comunión armónica entre el cuerpo de la protagonista y el entorno. Un final que nos revela que uno y otro acaban por fundirse, como la belleza de las palabras y el drama que encierran. Un alba que desvelará una realidad en toda su crudeza un acto que hasta ese momento no parecía en absoluto algo traumático.
    Un buen relato por su intensidad y belleza, rematado con un final que golpea.
    Un abrazo grande, Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángel, solo puedo decirte, que me has dejado sin palabras con tu comentario. Totalmente emocionada.
      Gracias, gracias y mil gracias por cada una de tus palabras, amigo.
      Besos muy apretados.

      Eliminar
  8. Qué bonito, Pilar. Nos haces evocar esas historias evocadoras y atemporales que trataban de desaparecidos, de doncellas perdidas o muertas por amor (o desamor) y que se contaban cualquier noche fría y desapacible frente al fuego, todos atentos al que las contaba. Me ha gustado. Un saludo y suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jesús, aquellas historias eran maravillosas. Qué bonito que mi relato te las recuerde.
      Muchas gracias por tu cariñoso comentario.
      Besos apretados.

      Eliminar
  9. Precioso Pilar. Desgarrador cómo pasas de la hermosura de esa danza a la triste realidad de la muerte. Enhorabuena. Crecen tus letras cómo la marea o la luna... Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, viniendo estas palabras de una poeta como tú, es todo un honor.
      Muchas gracias por tan bello comentario.
      Besos apretados, amiga.

      Eliminar
  10. El mar como mortaja de un cuerpo sin vida a la deriva, que acuna su muerte en una acompasada suerte de velatorio. Pero corresponde a la tierra, y a la pared del acantilado que busca al cielo, dar noticia de su inerte destino.
    Respiran los elementos en tu relato, Pilar, y también la muerte, envuelta en un sudario de poesía. Enhorabuena.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, solo tú sabes expresar una historia como la de mi relato con palabras tan hermosas, que son pura poesía en tus manos.
      Mil gracias por tan bello comentario.
      Besos apretados.

      Eliminar
  11. Sin palabras, cuanto has sabido transmitir en tan sólo cincuenta palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María José, muchas gracias por tu hermoso comentario.
      Besos apretados.

      Eliminar
  12. Carmelo Carrascal18/5/17 23:43

    La noche, la niebla, incluso el recurso que se hace a distintas manifestaciones del arte como intentos de hallar salida al enigma del vivir atormentado, el misterio recóndito, el mapa indescifrable, de cada persona... Todo, todo se concita y se arremolina en esta criatura varada al fin en un acatilado... Una bella y dura imagen la tuya, Pilar. Bello y profundo relato. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmelo, un verdadero placer leer tu precioso comentario.
      Muchas gracias por pasar a leer mi relato.
      Besos apretados.

      Eliminar
  13. He leído y releído tu micro unas cuantas veces, y no es porque, como me ha sucedido alguna vez, no comprenda el texto. No, es que has sabido escoger las palabras para hacer de tu relato una obra enormemente disfrutable que me provoca cada vez el deseo de una nueva lectura, lenta, tomándome el tiempo para visualizar cada una de las pinceladas que forman tan magnífico cuadro.
    Enhorabuena, Pilar, lo has hecho genial.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Georges, me habías asustado. Pensé que no entendías mi relato. jajaja.
      Cada una de tus palabras me hace muy feliz. Saber que te ha gustado, que te ha llegado la belleza y el sentimiento que he intentado transmitir al escribirlo, eso es maravilloso.
      Mil gracias por tan bello comentario.
      Besos muy apretados.

      Eliminar
  14. Pilar, uno más de tus micros a caballo de la actualidad. Un cuerpo encontrado en la playa. Triste que siga ocurriendo. Enhorabuena por el cuento. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Plácido, agradezco tu comentario tan positivo.
      Besos. apretados.

      Eliminar
  15. No esperaba yo encontrar la muerte tras este manojo de preciosas imágenes perfiladas con la más pura poesía. Pero hasta lo más triste se puede contar con una gran belleza. Genial, Pilar. ¡Enhorabuena! Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juana, qué bonito comentario. Muchísimas gracias por dejarme tan hermosas palabras para mi relato.
      Besos muy apretados.

      Eliminar
  16. Gran belleza de imágenes y dulzura de sensaciones para escenificar la muerte. Aunque no lo mencionas en ningún momento, imagino el cadáver de una chica joven, quizá para dar coherencia a toda esa escena poética en la que flota la tragedia. El adjetivo “etérea” aporta un grado de irrealidad bastante sugerente dentro de la cruda verdad.
    Enhorabuena, Pilar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique, has sabido ver muy bien las imágenes que contiene mi relato. He intentado describir la historia envuelta con palabras bellas y un halo de misterio.
      Mil gracias por tu precioso comentario.
      Besos muy apretados.

      Eliminar
  17. Pilar, un relato muy bonito y poético. Parece un baño maravilloso en la playa pero, conforme avanza el relato, va apareciendo una realidad completamente diferente de la que se esperaba. Un vuelco extraordinario contado con una belleza única.
    Felicidades. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique, cuanto me alegro que mis palabras te hayan llegado con la belleza y con la intención que las he escrito.
      Agradezco muchísimo tu comentario lleno de palabras positivas para mi micro.
      Besos.

      Eliminar
  18. Un relato hermosísimo, de una delicadeza casi etérea.
    Me ha gustado mucho, Pilar, pero no tanto como conocerte este fin de semana.
    Un fuerte beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asun, muchas gracias por las bonitas palabras que me regalas para mi micro. El auténtico regalo fue conocerte, aunque fue breve, el abrazo que nos dimos no tiene precio.
      Besos muy apretados.

      Eliminar
  19. Pilar, nos dejas una auténtica poesía "Al alba", palabras bellísimas, intensidad en cada una de ellas y en cada frase. Nos llevas de forma pausada desde ese cuerpo desnudo que danza con el mar hasta el desenlace final. Un cuerpo que quiere ser descubierto para descansar en paz.
    El relato me transmite (a pesar del dramático final y de lo triste de la historia), muchísima paz, la danza, la espuma arremolinándose en el pelo... incluso el cuerpo etéreo.
    Muy bello, muy sereno, muy potente. El micro llega muy profundo, Pilar y de forma muy serena, transmitiendo paz.
    Enhorabuena, querida Pilar, has creado un muy buen relato.
    Un beso grande.
    Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malu, tus palabras me han emocionado. Escribí este relato en un momento muy duro, tal vez por eso me salió un final triste. Cuanto me alegro que te haya llegado todo el sentimiento que encierran mis palabras.
      Mil gracias por regalarme tan bello comentario.
      Te echamos mucho de menos este finde. Espero poder darte pronto en persona un gran abrazo.
      Besos muy apretados.

      Eliminar
  20. De lo poético a lo dramático tal vez al alba en una ola. Podría Ser un poema genial, si bien la autora ha preferido que sea un relato tétrico Si es así, creo que lo ha conseguido.
    Un abrazo de los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jose María, muchísimas gracias por pasar y dejarme tan buena valoración para mi relato.
      Besos para los dos.

      Eliminar
  21. Precioso, Pilar. Comienzas con una poética descripción para terminar, al final, por desvelarnos ¿un crimen? ¿un suicidio? Me ha gustado mucho cómo has ido engarzando palabras relacionadas con el mar: olas, espuma, el propio mar, arena, bruma, acantilado.
    Enhorabuena. Nos seguimos leyendo. Yo, te confieso, con absoluta devoción por tus letras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Antonio, qué cosas más bonitas me dejas en tu comentario para mi relato. Cuanto me alegro de que te haya gustado tanto el contenido como la forma en que está escrito.
      Me hace muy feliz que hayas pasado a leerme y a dejarme tu cariño y tus mimos a mis letras.
      Besos muy apretados.

      Eliminar
  22. Pilar, es muy bueno. Todo lo que cuentas en este cincuenta me recuerda paisajes conocidos.
    Me alegró mucho charlar contigo. Deseo que mejores pronto.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, muchas gracias por pasar y dejarme tu comentario.
      Me encantó conocerte un poco mejor y poder abrazarte. Me supo a poco.
      Besos apretados.

      Eliminar
  23. El título de tu microcuento, Al alba, me trae a la memoria la sobrecogedora canción de Luis Eduardo Aute contra la pena de muerte –inspirada en esa madrugada en la que unos etarras y unos miembros del FRAP iban a ser fusilados-, cuando el régimen franquista daba sus últimos coletazos, coletazos que, a mi entender, aún siguen sacudiendo lo más profundo de la psique nacional, pues creo que ni los países ni las personas salen indemnes de sus traumas.
    Pero vayamos a tu microcuento que, como ya ha dicho Manuel, recuerda la muerte de la magnífica poetisa Alfonsina Storni, y ya que estamos con canciones, recordar la buenísima canción Alfonsina y el mar, a ser posible, cantada por Mercedes Sosa: “Te vas, Alfonsina / con tu soledad / ¿qué poemas nuevos / fuiste a buscar?...
    También eso podría preguntársele a tu protagonista. ¿Que busca su etéreo cuerpo en la soledad de la naturaleza, en la majestuosidad de las olas, en sus poéticos rugidos, en sus espumas blancas? ¿Qué algas se enredarán en sus cabellos? ¿Qué peces se mirarán en sus ojos? ¿Sobre qué rocas será depositada por las azules aguas al fondo de ese acantilado? ¿Qué misterio la ha llevado hasta allí? ¿Qué rituales realiza antes de entregarse a la pureza de las fuerzas marinas?
    Y por último, ¿quiénes la encontrarán cuando se aclare la bruma? ¿Qué mensaje recibirán quienes la amaban, o quienes no supieron amarla lo suficiente?
    Ahí lo dejas todo abierto, pues no sabemos las razones que la han llevado a esos desposorios con el mar, por eso, entre los graznidos de las gaviotas y otras aves marinas, flota la poesía que le has sabido imprimir a tu bella historia.
    Mi enhorabuena, Pilar, y un abrazo, o besos apretados, como te gusta decir a ti.

    ResponderEliminar
  24. Enrique, siempre es un placer leer tus bellos comentarios. En este me has dejado palabras tan bellas que son como un poema.
    Agradezco mucho tu generosa valoración para mi micro y todo lo que has aportado con tu comentario.
    Mil gracias por tus mimos a mis letras.
    Besos muy apretados.

    ResponderEliminar
  25. Mi querida Pilar: este relato, igual que muchos de mayo, debido a la pérdida de mi padre, un día antes de que se publicara el tuyo, no los comenté, ya que no tenía muchos ánimos. Pero bueno, como más vale tarde que nunca, después de leer los grandes comentarios dejados por mis compañeros, tan solo me queda decirte que rezuma puro sentimiento y poesía y que estoy de acuerdo con cada uno de los comentarios.

    Un beso fuerte.
    Pablo

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!