Quimera VI

La falta de contacto visual con otros, junto con esa enrevesada postura, lo acercó a la evitada realidad. Aquel miedo de acarrear un cuerpo fatigado adelantó al cuerpo y la mente a envejecer prematuramente. Donde el cuerpo curvado se acercaba a la tierra y la mente a reminiscencias ya clasificadas.
Escrito por Anna Espelta del Castillo - Twitter

4 comentarios :

  1. Rafael Domingo18/6/17 14:59

    Inquietante debut. .
    Lamentablemente, el cuerpo humano nos depara finales que son más desagradables aún de lo esperable..
    Bienvenida Anna...

    ResponderEliminar
  2. Ana, bienvenida a 50palabras. A veces, nuestros miedos hacen que el cuerpo sufra sus consecuencias. Envejecer es inevitable, por lo que hay que intentar que llegue en las mejores condiciones.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hay una parte quimérica del micro que no voy a pretender desentrañar. Lo que me llega es que alguien se coloca en uno de los extremos de la vida, forzando su postura vital al máximo y acaba tan fatigado que acelera su proceso de vejez y acercamiento a la muerte. La vida es flujo y corriente; lo contrario, soledad y estancamiento. bienvenida, Anna a esta casa de palabras y letras.

    ResponderEliminar
  4. Un texto muy bien escrito, poético, insinuante. Sin embargo, tengo que admitir que no lo he entendido. Saludos, Anna

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!