Vampiro de almas

Las atónitas enfermeras confirmaron la muerte del paciente. El cirujano se quedó unos segundos con los ojos en blanco, aspiró y después dio un respingo.

Ordenó que cosieran mientras él comunicaba la fatalidad. Por el pasillo pensaba en la crueldad de sus actos, y en lo inevitable: si quería sobrevivir.
Escrito por La Marca Amarilla

24 comentarios :

  1. Un cirujano que aprovecha su profesión para absorber la esencia de los pacientes. Vas a operarte del apéndice y desapareces del mundo de los vivos y también del otro. Un vampiro de almas es peor aún que uno de sangre, el otro al menos los convierte en seres como él, pero éste reduce a sus víctimas a la nada absoluta, a la desaparición total, no es de extrañar que las enfermeras quedasen atónitas. Dan ganas de que venga el bueno y se lo cargue con una estaca o con lo que corresponda en este caso, o que se fulmine a sí mismo por el bien de la Humanidad, algo no descartable, pues es consciente de la crueldad de sus actos y se plantea si merece la pena sobrevivir a costa de otros.
    Un personaje terrorífico y curioso. Cincuenta palabras que saben transmitir desasosiego.
    Un abrazo ¡campeón!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Campeón!!! Siempre tan acertado!!! Gracias por tu comentario!!

      Un saludo! ;)

      Eliminar
  2. La próxima vez que vaya al médico no voy a quitarle ojo...
    Impactante micro, M.A., con ese giro macabro.
    Abracicos veraniegos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abracicos, Patricia!!! Mira bien a los médicos, no te fíes!! jajaja
      Gracias!!!

      Un saludo!!! ;)

      Eliminar
  3. Buen oficio se buscó ese vampiro de almas para conseguir su supervivencia.
    Un buen relato, Marca. Muy original.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Antonio!!!

      Un saludo!! ;)

      Eliminar
  4. Este vampiro de almas, escondido tras este cirujano, ha encontrado el lugar optimo para saciar su hambre.
    El título es muy bueno. Buen relato, Marca.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Javier!! El título me pareció indicado, por lo de vampiro... jejeje

      Eliminar
  5. Terrorífico. El juramento de Hipócrates quedó en el olvido. Muy bueno, La Marca Amarilla. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María José!! ;-)

      Este vampiro no juró nada... jejeje

      Un saludo!

      Eliminar
  6. Hay mucha metralla en este micro: un cuerpo desposeído de alma y un vampiro con conciencia. Velos y sedas para un desgarro existencial.
    Saludos, Marca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu poético comentario, Manuel!!

      Un saludo!! ;)

      Eliminar
  7. La conciencia y la ética, subordinada a la Ley.
    ¡Da pavor!
    Suerte y un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María Jesús!!!
      Un saludoooooooooo!!! ;)

      Eliminar
  8. Vaya, un cuento de terror sobrenatural contado en un abrir y cerrar de ojos en el marco de una escena tan cotidiana en el mundo, el de estar sometido a una cirujía. Muy acertada profesión se consiguió el psicópata vampiro de almas, aunque puede llegar a ser muy sospechoso que se le mueran los pacientes muy seguido, da pie para una serie televisiva para ver como sortea las sospechas de colegas y hospital(es) donde ejerce su profesión. Buen relato, te dejan pensando en las tantas aristas de una situación como esa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alejandro!!!
      El psicópata podría haber sido fontanero, y quizás hubieran sospechado más... jejeje

      Un saludo!!!;)

      Eliminar
  9. Ese vampiro parece que no va a parar nunca de apoderarse de las almas, oportunidades no le faltarán.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Asun!!
      Quizás consiga otras víctimas en otros ámbitos!!! .......

      Un saludo!!! ;)

      Eliminar
  10. Tremendo ese cirujano de la muerte.
    Mata a sus pacientes aspirando sus Almas. Además es consciente de su crueldad! Supongo que todas esas Almas, tarde o temprano rugirán aún con más fuerza en su conciencia. Acabará deseando estar muerto...
    Buen micro para darle hilo y tirar de él.
    Bravo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Galilea!!!
      Al final, la situación debe ser insostenible... Quién sabe!!!

      Un saludo!!! ;)

      Eliminar
  11. ¿Y no pasaría más desapercibido el vampiro de almas en un geriátrico? Supongo que da igual la edad del que va a perder el alma
    Un micro turbador. Saludos, Marca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena pregunta!!! Gracias por tu comentario, Plácido!!
      Pero creo que nuestro personaje ya deberá hacerlo de alguna manera para no levantar muchas sospechas!! jejeje

      Un saludo!!! ;)

      Eliminar
  12. ¡Jo, qué miedito! Ya no pienso operarme de nada...
    Un beso.
    Malu.

    ResponderEliminar
  13. Macabro e interesante personaje el que has creado, Marca. Al parecer tiene algo de conciencia, aunque no la suficiente como para vencer a su instinto de supervivencia.
    Estupendo, como siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!