Grises

La policía, tras acordonar la zona, entró a la tienda con sumo cuidado; allí estaba el dependiente con la cara descompuesta e incapaz de vocalizar una palabra por el miedo, él fue el que encontró la bolsa. 

Tras manipularla cuidadosamente la arrojaron al fuego; eran unos pantalones de colores estampados.
Escrito por Rubén José Huertas Rojo - Web

8 comentarios :

  1. Jopé, Rubén. Tiene su aquel tu relato. Además, el título creo que lo hace más sugerente. Grises, ¿los polis? Grises, ¿la gente y el ambiente en el que viven? Tan gris todo que unos simples pantalones coloridos causan espanto. ¿Podríamos llevar lo que nos cuentas a otros terrenos más simbólicos y/o eufemísticos? Me gusta. saludos y suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jesús por tus palabras. Saludos.

      Eliminar
  2. Coincido con Jesús, el título es magnífico!!! Muy sugerente. Y logras redondear el micro con los pantalones de colores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Omar por tu comentario. Saludos.

      Eliminar
  3. Rubén, me ha encantado tu relato con ese final inesperado. Entiendo perfectamente el estado de shock del protagonista, ante semejante visión. Jajaja.
    Buen micro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Pilar por tu comentario, me alegro que te haya gustado. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Todo un despliegue policial, para unos simples pantalones. Pero, ¿y si de verdad hubiera habido un explosivo?.
    Me quedo con esa reflexión, que tan hábilmente has sabido trasmitir, Ruben.
    Mucha suerte y saludos virtuales

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por tu comentario María Jesús. Saludos.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!