Cena a la luna llena

—Me encanta la luna llena. Admito que es un tópico comentarlo cenando en la primera cita.

La muchacha se limpió relamiéndose los restos que le quedaban en los labios, y abandonó los despojos sangrantes del ligue de turno.

—Alguien debería haberle dicho que no se habla con desconocidas —dijo sonriendo.
Escrito por ¿?
Anónimo hasta noviembre

6 comentarios :

  1. Nunca hablar con desconocidas y menos una noche de luna llena, nunca sabes lo que te puede pasar. Para él desde luego fue su última cena.
    buen relato.
    Un abrazo, anónimo.

    ResponderEliminar
  2. Pura licantropía, muy bien llevada. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Qué genial, la mujer lobo irresistible. Muy a lo atracción fatal. Y a la vez retrata muy bien esas relaciones dificiles, que sin caer en lo fantástico pueden ser así de crueles para el alma y el corazón del ligue víctima frente al conquistador depredador. Creo saber quién escribió este relato, pero lo anotaré a ver si adivino cuando se develen los autores. Muchos aplausos.

    ResponderEliminar
  4. La influencia de la luna, le dió ganicas de comer a la muchacha... Qué peligro irse.. con quien no conoces bien sus gustos culinarios.jeje

    Me ha gustado este 50.
    Felicidades, Anónimo!

    ResponderEliminar
  5. Voy a comenzar a preocuparme. Otro relato sobre una mujer-loba. Menos mal que la luna llena fue el pasado 5 de octubre. Puedo estar tranquilo por unos días.
    Un buen micro. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Pues sí que como dice Plácido: habrá que preocuparse ya??? jajaja. Saludos.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!