Como lluvia

La tierra se estremeció. Todos en el lugar se quedaron inmóviles, incrédulos ante lo que sucedía. Después de unos segundos, una mujer desgarró el silencio y gritó: "¡Están cayendo, están cayendo!". La multitud corrió, sin embargo, era demasiado tarde. Las bombas caían como lluvia. La Segunda Guerra Mundial había comenzado.
Escrito por ¿?
Anónimo hasta noviembre

7 comentarios :

  1. Una lluvia que causó muchos muertos y desolación. La II Guerra Mundial fue una locura y parece mentira que el mundo no hubiera aprendido de la primera. Me ha gustado esa frase "desgarró el silencio".
    Buen relato.
    Un abrazo, anónimo.

    ResponderEliminar
  2. Solo me gustaría terminar con la Tercera Guerra, en lugar de la Segunda, para adevrtir ql mundo que puede ocurrir en cualquier momento. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Ninguna idea, plan o sentimiento justifica una lluvia de destrucción indiscriminada. De ahí ese adjetivo, "incrédulos", que invade a tus personajes en un primer momento. Que no vuelva a repetirse una locura como esa.
    Un relato sobre la necesidad de aplicar bien ese don tan humano que llamamos memoria.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Comenzaron a caer las bombas y siguieron cayendo durante más de seis años. Miles de bombas. Millones de muertos. Me parece que hemos olvidado lo que son las guerras. Un micro para reflexionar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Los bombardeos indiscriminados no tienen explicación ninguna. Sin duda, la Segunda Guerra Mundial fue el conflicto más mortífero en la historia de la humanidad.
    Muy bueno. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Ya que cada vez llueve menos, que no sea precisamente esa lluvia explosiva y mortífera la que nos inunde de horror nuevamente. Saludos, Anónimo 15.

    ResponderEliminar
  7. Recordatorio de la bestialidad en las islas Japonesas, muy conseguido y lleno de terror.
    Saludos virtuales.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!