Apariencias

El vecino declarará que M. era muy majo y nunca le haría daño a nadie, que siempre saludaba. Eso será mañana. Hoy M., como si nada hubiera ocurrido, frota a su hijo la parte dolorida mientras recita «sana, sana, culito de rana, si no te curas hoy te morirás mañana».
Escrito por Lluís T.

1 comentario :

  1. En ocasiones, detrás de una sonrisa se oculta un monstruo. Un buen micro. Saludos, Lluís

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!