Aves urbanas

Los pequeños gorriones se posaron en un árbol cercano tras su feroz ataque. Desde sus ramas, entonaron un alegre canto de victoria por el deber cumplido. Cuando pocos minutos después apareció el hombre y vio cómo había quedado su coche, no tuvo más remedio que llevarlo al túnel de lavado.
Escrito por Emilio NB - Web

6 comentarios :

  1. Aves urbanas y sus excrementos como fuente inagotable de inspiración <3 Jajaja

    ResponderEliminar
  2. Cómico y bien relatado. Te doy un "me gusta" merecido.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo14/5/13 0:05

    jajajajajajjaa muy bueno

    ResponderEliminar
  4. Tan difícil que es hacer reír y tú, junto con las aves, lo logras de maravilla. ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
  5. Emilio NB2/6/13 2:00

    Muchas gracias a todos por vuestros amables comentarios, la verdad es que lo he vivido tantas veces que tenía que escribir algo al respecto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!