Femme fatale

Coqueta como muchas, inalcanzable como pocas. Por eso se volvió loco cuando ella le regaló un escueto "¡vale!" a la pregunta "¿tomamos algo a la salida?".

Su soleado cuerpo se nubló ipso facto. Mordió la jugosa boca. Cuando terminó de deshojar la margarita de su pelo continuó rebanándole el cuello.
Escrito por Beatriz Carilla Egido - Web

3 comentarios :

  1. Bien elegido ese "continuó" en lugar de "terminó", en mi opinión.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3/5/13 0:07


    ¡Gracias! no sé a quién me dirijo pero decirte que elegí la palabra para expresar la pausa tan crucial que realiza deshojando la flor.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Si pinchas en "Se comenta en Facebook" puedes acceder a la página en la que está el comentario ;-)

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!