Rosas rojas para el cumpleaños

Mario, antes de morir, dejó pagados en la floristería 30 ramos de rosas rojas, para que cada 10 de marzo Laura recibiese uno de ellos por su cumpleaños. Ella, que no sabía quién le enviaba las flores, se dirigía al cementerio y colocaba el ramo en la tumba de Mario.
Escrito por Juana Mª Igarreta Egúzquiza  - Web

8 comentarios :

  1. ¡Maravilloso!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus amables palabras. Saludos

    ResponderEliminar
  3. @consuesempere2/6/13 1:33

    Que bonito, Juana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Consuelo, por leer y comentar. Saludos

      Eliminar
  4. Anónimo7/6/13 15:57

    Imagino que Mario calculó que Laura no quedase sin flores ni un sólo cumpleaños. Un gesto muy bonito por parte de ella. Felicidades, un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Efectivamente, encargó de sobra para que nunca le faltasen las rosas a Laura. Gracias Beatriz por pasarte a comentar. ¡Ah! por cierto, voté tu relato "El Sanatorio" como mejor relato de mayo, ya te dije que me encantó.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!