Bingo

Viejo amigo y fiel guardián, recorría incansable los caminos de mi casa de campo rodeada de naranjos. Ayer lo encontramos dormido para siempre, donde siempre dormía. Descansa en la tierra donde siempre vivió. Voy a plantar un rosal sobre él. Era un pastor alemán, compañero fiel, y se llamaba Bingo.
Escrito por Suesem - Twitter

6 comentarios :

  1. Como al viejito del primer relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. @consuelosempere15/6/13 21:48

      Si, es muy parecido, pero este relato es real, muy real. Te acordabas de mi primer relato, eso es un honor, gracias!!!

      Eliminar
  2. Sé lo que es perder a un animal querido. Aún sueño con que los perritos vayan al cielo y reencontrarme con ella. Buen Micro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. @consuesempere15/6/13 21:50

      Los queremos tanto como un miembro más de la familia. Encantada de que te haya gustado.

      Eliminar
  3. Un relato triste..pero a la vez un homenaje al que tanto nos brinda..sin casi pedirnos nada.. Precioso
    Saludos desde el sur

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. @consuesempere12/7/13 20:11

      Me alegra que te haya gustado. Son pequeňas palabras para un fiel compaňero. Saludos desde Valencia.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!