El agnóstico

De pronto, despertó en un bosque denso y oscuro. Confuso, caminó entre la espesura concentrado en su casa, su gente. Quería volver allá, pero no encontraba la forma. Al final del recorrido, le pareció divisar un puente que llevaba al vacío. Siguió caminando aterrado, concentrado en su casa, su gente.
Escrito por Álex Garaizar

11 comentarios :

  1. ¡Genial!
    No sé si le di la interpretación correcta, pero lo vi muy ligado a la metafísica con el concepto del vacío como el origen de todas las cosas y el futuro de las posibilidades, a su gente como el pasado y al puente como la unión entre esas dos realidades.. por ahí la flashee demasiado jajaja..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vas mal encaminado, me parece. En general, va sobre cómo la indecisión propia del agnóstico no es una actitud natural ante la vida, pues elude cuestiones fundamentales sobre su existencia. Y ya en particular, me he imaginado al agnóstico cerca de la muerte (el "despertar" sería, por ejemplo, la noticia de que padece una enfermedad terminal) y cómo no sabe qué pensar ni a qué aferrarse, y le gustaría que todo fuese como antes (efectivamente, su casa y su gente son la situación pasada). El puente representaría la transición irremediable hacia la muerte, que el agnóstico no tiene más forma de verla que un vacío al que nunca se había enfrentado ni está preparado para hacerlo.

      En definitiva, el relato es un punto a favor tanto para los creyentes como para los ateos convencidos, por caminar con paso firme. El que quiera conocer mi punto de vista lo encontrará en otro relato metafórico que escribí hace algún tiempo ;-)

      Eliminar
  2. el agnostisismo no es una ignorancia total de la realidad es la honesta aceptacion de que la mente humana es de capacidades cognitivas limitadas y por esto y por mucho de lo que decimos saber en realidad no lo sabemos





    ResponderEliminar
  3. lo que es fundamental para unos para otros no lo es algunas de las cosas que pensamos fundamentales suelen noserlo tanto

    ResponderEliminar
  4. pisar con seguridad en terreno movedizo y en continuo cambio es muy riesgoso en este caso es mejor maverse y cambiar a segun sea el movimiento y cambios de el terreno

    ResponderEliminar
  5. cuando dos caminos te llevan al mismo destino y este es lacivo para ti aunque se diga que es benigno lo mejor es suspender la marcha he ir por otros lados si sete obliga aseguir con mayor razon hacerlo

    ResponderEliminar
  6. que eligirias que te robe un ladron de blanco o uno de negro?

    ResponderEliminar
  7. Anónimo24/6/13 0:02

    entonces esta situacion de la vida te llevara a la natural actitud de decir pues elijo que no me roben ni el blanco ni el negro aunque no te den esa opcion pues hay esa opcion aunque no tela den y es muy valido

    ResponderEliminar
  8. ¡Uf! No me malinterpretes, en realidad no estoy juzgando al agnóstico con el relato. Sólo quiero decir que su posición ante la muerte y la trascendencia, aunque válida, hace que el día de mañana la tenga que afrontar más "a ciegas" que aquel que está convencido de que hay algo o de que no hay nada, y que probablemente esa incertidumbre, ese enfrentarse a algo admitido como desconocido, genera miedo visto desde cerca.

    Tú mismo has dicho que es arriesgado pisar con seguridad sobre terreno movedizo, que lo mejor es suspender la marcha... Pero el protagonista de relato ha "despertado" en esa marcha y se ha visto obligado a caminar, y ha visto un puente... Y le encantaría no tener que estar marchando y poder pensar en otras cosas más "terrenales", quedarse con lo conocido...

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!