Lectora obligada

Como todos los días, desde febrero, le bajó su desayuno, frugal pero suficiente. Y un nuevo relato, este también con solo cincuenta palabras, para que se lo leyese con su sensual voz de presentadora del telediario del fin de semana.

Después, cerró el herrumbroso cerrojo del recio portón del sótano.
Escrito por José Antonio Barrionuevo

9 comentarios :

  1. Veo que te estás superando a ti mismo, José Antonio. ¡Enhorabuena! Aunque lo de "bajó", en vez de "subió", ya nos pudo dar la pista de una situación anómala, el desenlace no deja de sorprendernos, cosa que, en mi opinión, debe ser la esencia misma de los microrelatos.
    Aunque truculento, bonito relato digno de cualquier serie televisiva del tipo 'Sin rastro'. Va mi voto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Víctor. Llevas razón con lo del verbo "bajó". No caí en su momento y con tu comentario, incluso, me haces pensar que podría haber ido un poco más allá: el verbo, en mi opinión, idóneo debería haber sido "le llevó" ya que con este no hay pista alguna. No obstante, elegí "bajó" para indicar que alguien está arriba (manda) y alguien está abajo (obedece).
      Y sí, es verdad, estoy contento con el microrrelato. Surgió de golpe y no lo tuve que trabajar demasiado, a excepción de la última frase, donde busqué conscientemente una aliteración, figura retórica muy de la poesía que aquí persigue ofrecer una onomatopeya del cierre de ese portón tras el que "vive" una lectora a la fuerza.

      Eliminar
    2. Me olvidé comentar que el título está también muy bien traído ya que lo típico -como todo el mundo sabe- es que se trate de una 'lectura obligada'.
      Desde aquí animo a los demás a que voten a tu relato.

      Eliminar
  2. A mi también me ha gustado mucho, con guiño a la página incluido. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias también a ti Gemma. Y ese guiño a la página al que aludes es además, por si no te diste cuenta, doble ya que uno es el ya consabido de "un nuevo relato, este también con solo cincuenta palabras", y el otro, un poco más sutil, "Como todos los días, desde febrero (...)", porque vi que esta página comenzó su andadura en ese mes.
      Me agrada que te haya gustado.

      Eliminar
  3. Uno de los relatos que más me han gustado hasta ahora. Estilismos aparte (que también), el efecto final es muy bueno. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus halagos y porque ese final buscado te haya resultado tan atractivo. Un saludo.

      Eliminar
  4. Felicitaciones, José. Es la primera vez que leo un microrrelato tuyo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y aunque este es el cuarto microrrelato que aporto a esta página, coincido con vuestros comentarios: es, tal vez, el más redondo de todos y, por ello, el mejor de los cuatro. Pero no será el último...

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!