The power of love

Aquella tarde, en el Café, hablamos del poder de las palabras. Tú comentabas que lo importante son los hechos cuando aproveché para decir que no quería continuar con nuestra relación. Lloraste, te pedí perdón y pagué lo consumido. Nos fuimos sin haber descubierto qué era lo que de verdad importa.
Escrito por La Marca Amarilla

12 comentarios :

  1. Marca, qué romántico andas últimamente!!! Una buena reflexión la de tu relato, como siempre.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con Lorena, tampoco te conocía esa faceta, pero no me sorprende, escribes tan bien que puedes abarcar todo con maestría. Me ha gustado, artista.

    ResponderEliminar
  3. Lorena y Ángel, agradecido e ilusionado estoy por vuestros comentarios halagadores. Me gusta que os guste lo que escribo porque yo también os admiro!

    Gracias!

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  4. Yo esperando algún toque absurdo o surrealista, y resulta que es un relato romanticón. Y muy bueno. Mucha suerte Marca.
    Radon (@MicroRadon)

    ResponderEliminar
  5. Está muy bien, de vez en cuando, leer un micro romántico. En el fondo, casi todos, lo somos y nos sirven para revivir algunas sensaciones. Me ha gustado, Miguel Ángel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí! Estamos rodeados de amor y desamor, valga la redundancia!
      Gracias, Juana!! ;)

      Eliminar
  6. Jo Marca que pedazo de micro, muy sentimental, de los que te sacan la lágrima, pero me has sumido en un profundo debate interior sobre hechos o palabras y no sé a que carta quedarme. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí, ahí, el debate!!! ;)
      Gracias por tus palabras, Juancho!
      Un saludo!!

      Eliminar
  7. Parecer que pagases también el amor. Es un relato para pensar. Si lo presentas para presidente le voto.

    Sañudotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, pago lo consumido... Pero no se quedaron convencidos! Gracias chaval!! Lo presentaré, pero primero haré primarias...

      Un saludo! ;)

      Eliminar
  8. Ay, que Marca se pone romanticón. Y digo yo, ¿por qué hay que ser tan radical? ¿Hechos o palabras? ¿Poético o narrativo? ¿Idealista o realista? Con lo bien que quedan las mezclas de todo y la fusión de estilos. ¿Verdad Marca?

    Un saludo y suerte,

    Lola Pacheco

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!