Una lluvia cualquiera

Camino bajo la lluvia con el libro abierto entre mis manos. Las páginas se mojan. La tinta que forma las palabras camina como lágrimas hasta las esquinas del papel, donde se preparan para caer como una gota más. Para caer al vacío sin más. Para morir sola, fría y mojada.
Escrito por JM

6 comentarios :

  1. Terrible el destino de esa escritura. ¡Muy bueno!
    Saludos desde Pergamino, Buenos Aires.

    ResponderEliminar
  2. El desamparo descrito con delicada y poética perfección. Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
  3. He sentido esa sensación, las palabras escritas van desapareciendo de nuestra vista, muriendo, y no recobran vida hasta que otra persona las lee. Una vez abrí un libro de golpe y vi todas las letras fuera de su sitio y como danzando por las páginas, jugueteando. Al comenzar a leer se ordenaron todas como militares a la orden de "ar".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Pues muchas gracias a los tres por comentar!!

      No tenía muy claro que se entendiera lo que quería decir, pero veo que sí.

      Eliminar
  4. Con este relato consigues que cada lector interprete un sentimiento propio. A mi me ha anclado al presente valorando la sencillez de las pequeñas cosas a las que habitualmente no prestamos atención.

    ResponderEliminar
  5. Nada más triste que unas letras que pierden su vocación de permanencia. El mejor de los ánimos puede diluirse en un momento para formar parte de la tierra, el destino de toda materia. Interesante relato sobre la desolación.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!