Cuando ya no queda nada

Aun sabiendo que no escucharía, grité asustado:

—¡No salgas, quédate aquí!

Yo tenía muy claro que, si ella se iba, detrás irían todas sus fieles. Y así fue, ella salió y después, una tras otra, rodaron por mis mejillas. Yo, inmóvil, sólo pude secar su inseparable séquito de amargas lágrimas.
Escrito por Malu

10 comentarios :

  1. Soledad García Garrido12/5/14 9:26

    ¡Qué bonita manera de describir el llanto! Enhorabuena

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Soledad, me alegra que te guste esta descripción. Lágrimas inseparables de pérdidas y de tristezas ...
    Besos.
    Malu

    ResponderEliminar
  3. Buena descripción. Lo difícil es detener la primera lágrima.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Julio César. Así es ... difícil detener la primera ...
    Besos.
    Malu

    ResponderEliminar
  5. Muy bonito, Malu, porque... ¡los chicos no lloran!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaaaaaaaaaaaaaaaa, muchas gracias Patricia, aunque yo creo que los chicos también lloran ... Lo único que igual las lágrimas les quedan por dentro ... Tendrían que decirlo ellos ...
      Como veo que aquí debajo ha respondido un chico, cambio mi comentario ... ves Patricia, alguno sí llora ...
      Besos.
      Malu.

      Eliminar
  6. Que difícil es parar esa primera lágrima, y contestando a Patricia en los chicos, que por convencionalismo no debemos llorar, es tanto o más difícil. Las lágrimas es una forma de liberación, hay quien dice sentirse mucho mejor después de llorar. Aunque los chicos hayamos tenido que aprender a reprimirlas.

    Saludos

    Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jesús, un hombre valiente que confiesa, agradezco muchísimo tu comentario.
      Pienso igual que tú, que los chicos, no sé si por convencionalismo o por tratar de demostrar no sé muy bien qué (¿hombría?), no os atrevéis a llorar, pero es cierto que llorar ayuda muchísimo a sentirse mejor.
      Y desde aquí pido que no intentéis reprimir ni la primera lágrima, ni las siguientes.
      Besos.
      Malu.

      Eliminar
  7. Los chicos tienen lagrimas exactamente igual que nosotras, por lo tanto reprimirlas va contra natura. Es un mecanismo de defensa que nos libera de la presion psicológica. Aun asi, yo creo que los chicos SI lloran, aunque la mayoría no en público. Enhorabuena Maria Luisa, escribes unos relatos estupendos, me encantan! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Bea, me alegra muchísimo que te haya gustado.
      Mil besos.
      Malu.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!