Mayor

Suelto la pelota sin decir nada, corro y entro en casa. Esquivo sillas y algunos juguetes que están tirados en el suelo. Finalmente llego al baño.

¡Qué bien! ¡Mamá se va a poner súper contenta! Ya soy mayor, ya no me hago pis encima.

Despierto. ¡Oh, no! Otra vez igual.
Escrito por Gonzalo Arbex - Web

4 comentarios :

  1. Anónimo23/5/14 8:37

    Los sueños pueden llegar a ser tan reales como para jugarnos una mala pasada. ¿O no? (je,je,je) ¡Excelente!
    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro que sí! ¿A quién no le ha pasado alguna vez? ¡Gracias por comentar!

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!