Reinicio

No se asustó al verla, el niño quedó cautivado por su vuelo. Raudo acudió a la aldea y vociferó el hallazgo ante sus incrédulos vecinos. Los más ancianos, tras breve reunión, anunciaron que había esperanza para una vida mejor; hace poco avistaron un pez y hoy, al parecer, una paloma.
Escrito por La Marca Amarilla

5 comentarios :

  1. gilhernando de santiago19/5/14 13:41

    dramatico y sorprendente me gusta
    gil hernando de santiago

    ResponderEliminar
  2. Podría escribirte los poemas más bellos....pero llego tarde y no me da tiempo.
    Un micro existencial, original y bonito. Primero un pez, luego una paloma...qué será lo siguiente?
    Siempre dejas tu Marca. Enhorabuena
    Radon

    ResponderEliminar
  3. Imagino un mundo devastado por culpa de los hombres, no puede ser de otra forma, con unos cuantos supervivientes, los más jóvenes de ellos no han visto nunca animales. En concreto, la paloma, como la que encontró Noé, evoca otro nuevo amanecer tras el desastre natural, diciendo que pese a todo, la vida siempre se abre paso.
    Futurista y esperanzador, dices muchas cosas sin nombrarlas.
    Artista

    ResponderEliminar
  4. Una buena historia, contada al revés o al derecho, pero que se entiende, te extrae una sonrisa y es de admirar.

    Buen trabajo, Marca.

    Abrazos.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!