La leyenda de la serpiente emplumada

El aterrizaje fue como se esperaba; el planeta, no. Buscaban, según la leyenda, a una serpiente emplumada devorando un sol, el quinto. Apenas se abrió la escotilla, cientos de manifestantes y vendedores ambulantes rodearon —con azoro los unos, con interés comercial los otros— a los intrépidos exploradores del planeta rojo.
Escrito por Andrés Galindo - Web

3 comentarios :

  1. Anónimo16/7/14 1:04

    En busca de ese ser mitológico de Centroamérica.Y la gente,abundante,invasiva,como en la novela de D. H. Lawrence.
    Ruperto.

    ResponderEliminar
  2. Jajajajja! Muyyy bueno! Jajaja. Así merito era cuando llegabas, hace 30 años, por carretera a Punta Chueca, Sonora, en la bellísima Bahía Kino. Igualito. Muy bien, requetebien! Jajaja!

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!