Acompañado en el cuarto

Son las dos y cuatro de la mañana, y siento que alguien me mira.

No puedo mover ni un músculo, estoy paralizado en mi cama. Muevo mis ojos en todas direcciones: solo oscuridad.

Relajado, pronuncio un: "No tengo miedo", y algo me responde al oído: "Ese es mi machito".
Escrito por Alejandro - Web

1 comentario :

  1. Rafael Domingo21/8/14 10:53

    Una mezcla de terror infantil y complicidad adulta...Me gusta

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!