Confidencias de un microrrelato

Surge una idea... escribo.
¡Ese adjetivo indolente!, quizás otro más enérgico...
Una estirada frase se pavonea presuntuosa.
Necesito inmediatamente un adverbio que se explique.
Cuento.
Ahora un sinónimo acosador atemoriza a un verbo irregular.
Complaciente, la coma me concede un respiro.
Un desenlace ocurrente aguarda ansioso.
Recuento: cincuenta palabras. Sonrío.
Escrito por Mª Jesús Rodríguez

17 comentarios :

  1. Muy bueno.
    Irremediablemente me lleva a pensar en el monumental esfuerzo a realizar para escribir un libro de mil páginas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente, Santiago, eso ya serían 'palabras mayores'. Gracias y un saludo.

      Eliminar
  2. Notincgas14/8/14 15:42

    Como "voyeaur" literario, celebro que hayas querido compartir tu proceso creativo; como lector, me quito el sombrero con tu manera de fundir forma y fondo en cada frase.
    Va un me gusta y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exhibicionistas y mirones literarios somos un poco todos los que aquí nos damos cita y creo que con ello disfrutamos enormemente. Muchas gracias, Notincgas. Saludos.

      Eliminar
  3. Ya se nota esa "chispa" de sencillez y belleza. Ánimo; de las 50 palabras al micro-libro. Belén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Uffff!, para eso hace falta mucho más que 'ánimos', Belén.
      Gracias por tus palabras. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Rafael Domingo15/8/14 19:25

    Has explicado perfectamente el sentir de la obligada concisión a la que nos impulsa nuestro afán literario...Me gusta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa impuesta concisión es la que nos hace rebuscar en el baúl de la precisión. En cualquier caso no deja de ser una divertida tarea. Muchas gracias, Rafael. Un saludo.

      Eliminar
  5. Ya vamos de dos en dos. Sinceramente María Jesús, cada vez creo más en tu ingenio y en tu intelecto. Guarda todos estos microrelatos, que creo que algún día te los publicaré, jejejeje. Abilio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Un editor despistado...! Je, je, je. Gracias por tus palabras. Saludos.

      Eliminar
  6. Mª Jesús, muy original tu relato, leyéndote parece fácil, jajaja. Muy bueno. Abrazos y suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La intención era contar el proceso dándole un toque de humor.
      Me alegra que te guste, Salvador. Suerte también a ti. Saludos.

      Eliminar
  7. Un microrrelato que es, obviamente, tuyo, que te pertenece, pero que podría ser de cualquiera de nosotros (o al menos mío). La descripción del proceso creativo de estas 'cincuenta palabras' que unas veces, más que otras, cuestan salir.

    Con mi saludo más afectuosos va el consabido y merecido 'Me gusta'.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, José Antonio, lo compartimos y tan ricamente. Je, je,je. ¡Dichoso proceso!, palabra a palabra dándolo forma para que se lleven bien entre ellas...
      Gracias, José Antonio, te echaba de menos. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Muy ocurrente, y muy oportuno para el caso.
    Te felicito.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por tus palabras, Mª Jesús.
    Un saludo.
    Mª Jesús Rodríguez

    ResponderEliminar
  10. Qué difícil es lo que a simple vista parece tan sencillo. Cincuenta palabras que lo han de decir todo. Un acierto de relato, como de costumbre.
    Enhorabuena, Mª Jesús.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!