Herencia vital

Confirmaron su diagnóstico: moriría.

Mintió a su madre, le dijo que marchaba lejos y montó una vida ficticia junto a un amigo que aprendería a imitar su voz para hablar por teléfono cuando él ya no estuviera.

Así hasta que la madre, también enferma, muriese antes que su amado hijo.
Escrito por La Marca Amarilla

4 comentarios :

  1. Marca, un microrrelato muy nostálgico de mentiras y verdades, donde lo que prima es el corazón.

    El titulo me parece un buen acierto. Me gustó mucho, como todo el microrrelato.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. GRACIAS, Maestro!! ;)

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Muy encomiable la intención del hijo enfermo de evitar sufrimientos por su causa a la madre, para evitar esa maldición anti natura, ese paradójico castigo en vida que consiste en que los padres sobrevivan a su descendencia.
    Siempre que leo algo tuyo, aparte de disfrutar, pienso que eres un volcán de creatividad inagotable y llena de matices.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Ángel!!! .... Viniendo de ti ... pero no , anda, anda... Tú eres un auténtico creador!!! ;)

    Un saludo!

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!