Saltimbanqui

Tras cada crimen en la familia circense, aparecía una etiqueta con expresivo seudónimo: Saltimbanqui. La policía investigó a trapecistas, payasos y hombres del circo, sin resultado esclarecedor. El comisario sintió en su espalda la fría hoja del cuchillo con el que la abuela, en silla de ruedas, cometía nuevo asesinato.
Escrito por Isidro Moreno Carrascosa

7 comentarios :

  1. Sí, es cierto que me inspiré leyendo un relato del compañero "Saltimbanquin", como así se lo indicaba en el comentario que hice.
    Es sólo una pequeña y tétrica historieta que prometo desarrrollarla mejor un día de estos.

    ResponderEliminar
  2. Inquietante abuela y muy bueno el misterio del saltimbanqui. Continúa la historia, por favor.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Isidro,

    Entre tod@s posibles culpables uno nunca se imaginaría que sería la abuela. La mesa está puesta abundantes personajes , trapecistas, payasos, etc. para alargar este misterio de la Abuela asesina.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Saltimbanquin, tal y como te respondí en un comentario que hacías, el relato me lo inspiró tu nombre (seudónimo, supongo) y lo escribí en ese momento. Ciertamente podría ser la trama de casi una novela. jejeje!. Saludos

      Eliminar
  4. Muy bien aprovechadas las cincuenta palabras en esta pequeña pero no menor historia que como bien dices,daría para una novela, donde desfilarían una pléyade de personajes sospechosos, todos unidos por una agilidad cirquense, con el contraste de que la misteriosa asesina sería una anciana de movilidad reducida.
    Anímate, Isidro, que tú puedes escribir ese best-seller, además, el prólogo casi lo tienes hecho, mencionando como inspiración inicial al compañero Saltimbanquin, y diciendo que tuvo un antecedente en esta joya que has publicado en el querido blog de Alex Garaizar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. gil hernando de santiago31/10/14 19:27

    Rota de dolor, la abuela se venga de los que pueden volar... muy buen relato...El argumento da para una novela, pero creo que vas a hacer trabajar demasiado a la abuela y al comisario. Una novela de cincuenta palabras seria todo un exito. Ah , de ahora en adelante escribiré en minusculas. No sabia que las mayusculas se interpretabn como un grito, lo siento. No era mi intención gritar, pues el comisario o la abuela me descubririan enseguida y no se que seria peor.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tus comentarios Gil Hernando, no obstante no entiendo lo que dices de las mayúsculas pues yo no he comentado nada al respecto (aunque estoy de acuerdo en cuanto al significado "chillón" de las mayúsculas), supongo que te has equivocado de compañero.
    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!