Hijo

Le cogió la mano, que se enroscó en su dedo desde la cuna. "Hola, hijo", balbuceó emocionado. Absorto en su dicha, pasaron ante sus ojos campos de fútbol, escuelas, cines, excursiones, abrazos y sobremesas.

Le cogió la mano desde su cama del hospital. "Gracias, hijo", exhaló en un último suspiro.
Escrito por Tuso - Web

8 comentarios :

  1. A veces, pasar de un "hola" inicial a ser merecedor de un "gracias" final requiere toda una vida, de ahí que quien lo logra puede darse por satisfecho.
    Un texto emotivo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno y conmovedor. ¡Me gusta!

    ResponderEliminar
  3. Me ha llegado. Me gusta. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  4. ¡Cuánta emoción con tan pocas palabras! Muy bueno.

    ResponderEliminar
  5. Toda una experiencia vital. Muy bonito y emotivo.

    Quim

    ResponderEliminar
  6. Me alegro de que os guste. Un hijo es para toda una vida ;-).

    ResponderEliminar
  7. Dicen que cuando tu hijo te coge de la mano por primera vez ya te tiene agarrado para siempre. Algo así nos cuentas tú en esta preciosa historia.
    Un saludo, Tuso.

    ResponderEliminar
  8. Algunos sentimientos no se dejan plasmar fácilmente por escrito. Tú no sólo lo has logrado, sino que, además, has llegado a transmitir tanto con tan poco que limitarme a un “me gusta” me parece algo rácano por mi parte. ¡Enhorabuena!
    Saludos.
    Fina

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!