Un lugar al que regresar

Había una vez un tiempo y un lugar que vivía en paz, magia y felicidad. Donde ser pequeño no era ver el mundo grande, donde no sabíamos lo que era echar de menos.

Recuerdo haber estado allí y, aunque a veces cuesta, intento volver al menos una vez al año.
Escrito por Malu

20 comentarios :

  1. Muy bueno cuñada.
    Que pena no volver mas veces a nuestra niñez. Cuando eres pequeño deseas ser mayor, y cuando lo eres deseas volver a la niñez, a no tener precupaciones a disfrutar intensamente de cada segundo.
    Volver una vez al año se me antoja poco.jajja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge!!! La verdad es que una vez al año igual es poco ...
      Gracias por seguirme.
      Besos.
      Malu.

      Eliminar
  2. Triste, pero muy bien escrito. Cuando "no sabíamos lo que era echar de menos" aunque algunos de nosotros sí lo sabíamos por desgracia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Patty, qué dura es la vida a veces.
      Gracias por estar ahí siempre. Besos fuertes.
      Malu.

      Eliminar
  3. ¡¡Bonitooo!!, parece la introducción a un cuento de Navidad.
    Un saludo, Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª Jesús, ¿de verdad? Me hace mucha ilusión que me digas eso.
      Besos.
      Malu.

      Eliminar
  4. GIL HERNANDO DE SANTIAGO19/12/14 0:11

    Maria Jesús se me a ha adelantado. Ciertamente parece un cuento de navidad que habría que seguir viviendo aunque nos saltásemos las cincuenta palabras, con permiso de Alex, para conocer un poco a los que tenemos cerca.
    Saludos.
    Un buen relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh!!! De verdad que me alegra mucho que tú también pienses eso. Lo cierto es que debería ser así como dices pero esta vida loca que llevamos nos lo impide, o más bien, nos lo impedimos nosotros mismos.
      Besos.
      Malu.

      Eliminar
  5. Maria Jesús se me ha adelantado, ciertamente parece el principio de un cuento de navidad que habría que seguir para conocer un poco a los que tenemos al lado, aunque nos saltásemos las cincuenta palabras, con permiso de Alex.
    un buen relato
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José María, tú eres el mismo que Gil Hernando, no? Como el comentario es el mismo ... Jajajaaaa ...
      Muchas gracias por tus comentarios.
      Besos.
      Malu.

      Eliminar
  6. A medida que vamos acumulando años, también y de forma inexorable sumamos ausencias. La Navidad es un paréntesis donde se aglutinan sentimientos recubiertos de cierta magia, despreocupación y buenos deseos, con el vacío de aquellos que se fueron. No existe la felicidad completa, salvo, como bien dices, quizá en algunos momentos de la niñez, cuando no hay preocupaciones y creemos que nada cambiará.
    Saludos, Malu. Que pases felices fiestas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángel, qué bien lo dices, resalto lo de "no existe la felicidad completa ..." Qué pena que sea así, pero por lo menos hagamos el intento por conseguir momentos felices que podamos guardar para siempre.
      Un beso fuerte y felices fiestas.
      Malu.

      Eliminar
  7. Regresar a ese lugar para recuperar la compañía de quienes ahora ya no están con nosotros. Precioso.
    Saludos, Malu.
    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fina, qué palabras tan tiernas y cariñosas. Sólo puedo responder que así sea.
      Muchas gracias por comentar así de bonito.
      Besos.
      Malu.

      Eliminar
  8. Volver teniendo a dónde y sintiendo esa necesidad en la barriguita , acompañándote los recuerdos,aunque sea solo por sentir, deberiamos tener todos un lugar a dónde regresar.
    Gracias,disfruté leyendole

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, todos deberíamos tener un lugar donde volver, al menos una vez al año.
      Besos y gracias por tu comentario.
      Malu.

      Eliminar
  9. Muchas veces he querido inventar algo que me pudiera transportar a tiempos pasados o al menos volver a verlos. Solo lo he conseguido alguna vez en sueños.
    No pierdo la esperanza.
    Muy bonito tu relato. Me gusta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isidro, jamás hay que perder la esperanza y nunca dejar de soñar.
      Gracias por comentar. Besos.
      Malu.

      Eliminar
  10. Muy tierno y bonito, Malu. Seguramente hay muchos modos de regresar a ese punto del espacio/tiempo donde habita la pureza. Gracias por recordarnos que existe.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Enrique, seguro que sí hay formas y fórmulas para volver. Ojalá todos encontremos la que nos conecte justo con la que necesitamos y seamos capaces de regresar.
    Mil gracias por comentar.
    Besos.
    Malu.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!