Cardiopatía

Un "te quiero", atravesado en su corazón entre una sístole y una diástole, casi le mata. Sólo al recordar aquel beso logró suspirar fuertemente y soltar las ocho letras.

Pero aún hoy tiene secuelas: cuando ella le acerca sus labios, una ligera arritmia le provoca un vuelco en el corazón.
Escrito por Sandra Sánchez - Web
Elegido mejor relato de enero de 2015

23 comentarios :

  1. Que belleza de micro!. Me encanta, Sandra.

    ResponderEliminar
  2. Es genial este microrrelato. Enhorabuena Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste JCarlos!! Muchas gracias por comentar!
      Saludos!!

      Eliminar
  3. Muy bueno. Me ha encantado.
    Te deso mucha surte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maria Jesús! el premio ya es que os guste, de verdad. Gracias!!
      Saludos!!

      Eliminar
  4. Jo, muchísimas gracias Patricia!! :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Una idea muy bella y muy bien contada. Felicidades y suerte

    ResponderEliminar
  6. ¡Pero qué bonito! Así, ¿quién no sufre una cardiopatía?
    Besos.
    Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja hay cardiopatías agradables también sí. Gracias! Malu :)

      Eliminar
  7. Una secuela muy dulce, creo que le llaman amor. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje siii yo creo que el nombre más común es el que tú dices Margarita. Gracias! :)

      Eliminar
  8. Se puede vivir perfectamente con una arritmia como esa.
    Un saludo, Pulga.

    ResponderEliminar
  9. Directo al corazón. Un beso, enhorabuena y suerte!

    ResponderEliminar
  10. Respuestas
    1. Ayyyy gracias Rafa!! la suerte ya la tengo con vosotros que siempre estáis ahí!
      Besos!!

      Eliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Ana Mª cruz3/2/15 12:00

    preciosa me encanta, me supo a poco

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!