El espejo del alma

—Demasiado alcohol anoche —se dijo nada más levantarse.

Miró a su alrededor; notó algo raro en su habitación, pero no le dio importancia. Entró al baño, se vio los pies descalzos; le parecieron poco familiares, pero tampoco le dio importancia. Al bajarse los pantalones para mear gritó:

—¿¡Quién eres tú?!
Escrito por Virginia Funes

9 comentarios :

  1. Mira, eso a las tías no nos pasa (y mira que nos pasan cosas, hasta tener hijos, ni te cuento). Y... a mi esas cogorzas, que no; pero..... jo, espero de verdad que no, que nunca.

    ResponderEliminar
  2. Aunque es lo más probable, en el micro no se especifica si lo protagoniza un hombre. Pantalones usamos los dos sexos.
    Por poner otro punto de vista.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Pablo, efectivamente. Nadie ha dicho si se trata de un hombre o de una mujer. Eso queda a la imaginación del lector, en la mía está claro el sexo de quien protagoniza la historia.
    Saludos,
    Virginia

    ResponderEliminar
  4. Fina Nieto Ramón3/3/15 13:36

    Mi imaginación me ha hecho pensar en una mujer que tras una noche loca amanece siendo hombre. No sé si empezar a preocuparme... De momento, te dejo mi "Me gusta", Virginia.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por aportar tu interpretación y por tu "me gusta"!

      Virginia

      Eliminar
  5. El conductor de autobus3/3/15 14:27

    Un hombre o mujer que, por la cogorza, se pasa al otro lado durante esa noche, y parece que encuentra su otro yo y se lo cree (lo de su otro yo, y además está comod@). ¿No? ¿O existe alguna otra alternativa? Ambigua la receta eh!?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Existen tantas como lectores lo lean.
      ¡Gracias por el comentario!
      Virginia

      Eliminar
  6. El conductor de autobus3/3/15 22:38

    genial! pero tu dices que tienes muy claro el sexo del personaje, y realmente hay muchos caminos para llegar a ese servicio, y muchos mas para salir de el por cierto, pero solo dos opciones para el protagonista. podrías atreverte a una segunda entrega y así no acercas mas a la solución del enigma, que falta nos hace leído lo visto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El conductor de autobus3/3/15 22:42

      también me gusta, no podía ser de otra manera, pero odio quedarme en ascuas, saca ya la segunda parte, por favor.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!