Problema de identidad

Todo empezó como un juego; tú escribías unos párrafos y yo, otros. Así surgían relatos que comenzaban en el universo y terminaban en una lata de Coca-Cola, ¡jajaja! De esta manera destrozábamos cuentos a cuatro manos, mas surgió la duda: ¿cuáles eran mis manos? ¿Cuáles las tuyas? Dejamos de escribir.
Escrito por Nieves

14 comentarios :

  1. La magia de la escritura acaba uniendo vidas.
    Bien contado, Nieves.
    Saludos.
    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, con permiso.
      Conductor, he vuelto a leer el relato tras tu comentario (es cierto que últimamente hay que hilar fino con algunos micros que dicen cosas escondidas que no vemos a primera hora) y quiero pensar que ese problema de identidad es porque en un momento dado el amor unió sus vidas convirtiéndolos en uno y enlazando las manos sin saber cuáles eran de cada uno.
      Por último interpreto que dejaron de escribir para hacer juntos lo que les provoca más placer que el escribir, y si enredaron sus manos también lo harían con sus cuerpos.
      Nieves, bienvenida y esperamos tu aclaración.
      P. D. Conductor, me encantan tus comentarios. Me hacen releer y exprimir más los relatos abriendo varias interpretaciones. Eres un crack.

      Eliminar
    2. El conductor de autobus21/3/15 17:29

      Amigo mío, lo que lees es fruto de que el autor, o sea el aquí presente, es un autentico profano en todo este tinglao que tiene montado el jefe Alex. De echo soy de ciencias, y lo de escribir y comentar textos nunca me ha hecho demasiada gracia, pero ya ves, las cosas que se hacen por una mujer...en fin, que de crack te has pasao unos tres o cuatro pueblos...pero gracias, el comentario también anima...

      Aún así hay algo que no me cuadra en el relato...

      Eliminar
    3. Bienvenido al club conductor. Aquí el que escribe también es de ciencias, y también me animó a escribir una mujer, que por cierto cada vez que le enseño un relato,, me baja la moral, pero bueno, yo sigo insistiendo.
      Sigo pensando que eres un crack.
      Nieves, esta conversación es gracias a que tu relato nos ha gustado.

      Eliminar
  2. El conductor de autobus21/3/15 16:19

    Vaya, pues aquí el título me deja un poco intranquilo. Y es que por experiencia, (verdad Pablo!) el relato parece ser que una misma afición ha unido a dos personas, pero sentirse atraído por alguien no lleva asociado un problema de identidad, o eso creo.

    Has encerrado algún gato en este relato Nieves, o realmente hablas sobre como se pueden unir dos personas compartiendo ciertos gustos?

    Danos un poco de luz...

    ResponderEliminar
  3. Me gusta jugar con las palabras, inventar historias, cruzarlas, revolverlas, zarandearlas,... y a cuatro manos debe de ser el súmmum (me encanta esta palabra) de la aventura creativa. Lástima que dejaran de jugar.
    Me gusta tu relato Nieves. Bienvenida.

    ResponderEliminar
  4. ¡Mola! ¿Simbiosis mental o física? Historias enredadas a gusto del consumidor.
    Bienvenida, Nieves.

    ResponderEliminar
  5. Con permiso de Pablo y el Conductor, yo solo veo una historia de amor que terminó antes de tiempo, cuando cada uno quiso ser el único dueño de sus letras. Pero no sé, yo también soy de ciencias.
    Bonita historia, Nieves.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El conductor de autobus21/3/15 19:37

      Margarita, que aquí no se pide permiso!!!

      Dos cosillas,...como interpretas lo de "Dejamos de escribir"
      segunda cosilla, va a resultar que todos vamos a ser de ciencias en una página "pensada para los de letras", ... que problema :-o

      Eliminar
    2. Dejaron de escribir en el momento en que dejó de ser un juego y se plantearon quién escribía qué en lugar de seguir haciéndolo a cuatro manos. Esa es mi interpretación.
      Y sobre nuestra formación "científica", yo creo que si no se lo decimos a nadie, igual no se enteran. ;)

      Eliminar
    3. El conductor de autobus21/3/15 20:04

      Vale Margarita, me has convencido. En resumen la cosa empezó como un juego, y con ese juego se enamoran. Pero todo se rompe cuando se lo toman en serio (lo de escribir) y cada uno quiere poner limites al otro, por lo que acaban separándose o al menos dejan de escribir juntos para salvar su relación.

      Gracias Margarita!!!

      Eliminar
    4. El conductor de autobus21/3/15 20:05

      Poz vale, yo no se lo digo a nadie, si tu y Pablo no se lo deciz a nadie...;P

      Eliminar
  6. Creo que el problema es que la unión, llega a tal extremo, que no saben donde acaba uno donde comienza el otro,lo que les crea el problema de identidad, pues ya son uno solo.pero me da ,que vamos a estar confundidos y Nieves nos sacará, algún conejo guardado de la chistera.Me ha gustado

    ResponderEliminar
  7. No era muy práctico el método. Si llegan a tener éxito acabarían discutiendo por los derechos de autor. Saludos

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!