Guerras

Primero fueron luchas intestinas en el clan, luego batallas entre tribus, después entre etnias. Surgieron las religiones y a continuación las guerras en nombre de su dios.

Inventaron la comuna, sin guerras, sin religión, sin etnias, ni tribus, ni clanes... Y los aburridos comuneros emprendieron huelgas y protestas pidiendo guerras.
Escrito por Isidro Moreno Carrascosa - Web

36 comentarios :

  1. Has reflejado perfectamente al humano. ¡Enhorabuena!
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Estoy con Rosy. El hombre es el único que tropieza dos veces en la misma piedra y el relato de Isidro es un gran ejemplo.
    Saludos.
    Pablo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pablo por tu comentario. La verdad es que con la piedra de las guerras no sólo hemos tropezado dos veces, sino miles. Y las que nos quedan.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Perfecto ejemplo de cómo con tan solo 50 palabras se puede dejar escrita la Historia Universal de la Humanidad. Otros necesitan, para lo mismo, varios ejemplares y de grueso tamaño.
    ¡Magnífico microrrelato, Isidro!
    Va mi "Me gusta", mi reconocimiento por tan buen micro y un saludo muy pacífico y cordial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que lo de resumir, es deformación profesional del microrrelatista. jejeje!
      Muchas gracias amigo.
      Va un abrazo para tí.

      Eliminar
  4. Si es que no tenemos arreglo. Convéncete, Isidro, que te lo vengo diciendo desde el bautizo.
    Muy bueno, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé que no tenemos arreglo y que nos movemos en un círculo vicioso.
      Gracias por tu comentario padrino y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Así somos y así seremos, es condición humana.
    Muy bueno Isidro.
    Besos.
    Malu.

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado mucho, Isidro, con esos dos círculos viciosos has dado en el clavo de lo absurdos que somos en muchos casos. Enhorabuena y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que te haya gustado Belén. Estoy esperando tu relato de 50 palabras.
      Muchas gracias y un beso.

      Eliminar
  7. Notincgas26/5/15 23:08

    Y ahí seguimos. He incluso peor todavía. Ahora estamos en guerra con la propia Tierra, empeñados en destrozarla a ella y al futuro de nuestros hijos. ¡Humanos!

    Abrazos y Paz, Isidro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Notincgas26/5/15 23:09

      Perdón, perdón. "E incluso", quería decir

      Eliminar
    2. ¡Amigo Carles! Gracias por tu comentario y espero que sigamos para poder solucionar algo.
      Ah! no te perdono por la H. La próxima pagas tu las cañas.
      Un abrazo Carles Notincg

      Eliminar
  8. El caso es no saber estar. Tiene delito que después de tanto tiempo no hayamos aprendido a convivir, que el deporte rey sea la recreación de un enfrentamiento entre dos bandos, que odios y resentimientos aniden en nosotros, a la espera de una pequeña chispa para que todo estalle. Un buen relato de un guerrero de las letras.
    Un abrazo, campeón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente amigo Angel, no tenemos remedio, como así lo evidencian los miles de años de historia de la humanidad. Es por tanto, platónico el deseo esperanzado de que las guerras acaben. ¿Pesimista o realista con datos objetivos?
      Gracias y un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  9. Me encanta tu repaso histórico y la sonoridad y el ritmo de tus palabras tan bien encadenadas en ese bucle que nos llevan, sin darnos cuenta, al mismo lugar donde han empezado.
    Un saludo, Isidro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan bonita crítica me sonroja y me deja sin palabras, pues sólo me sale... Mil gracias y me encanta que te haya gustado.
      Un beso

      Eliminar
  10. Si es que el aburrimiento nunca puede acarrear nada bueno. Lo que sí que es bueno (mejor dicho, genial) es el resumen tan fehaciente que has hecho y que debería incluirse en los manuales de Historia.
    Un saludo, Isidro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Fina y te digo lo mismo que a Margarita. Mil gracias y encantado de que te haya gustado.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Parece sacado de Juego de Tronos, Isidro. Y aún así, actual y real, por desgracia.
    Que la fuerza nos acompañe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final voy a tener que ver lo de Juego de Tronos, pues debo ser el único que no ha visto esa obra.
      Muchas gracias Patricia por tu comentario y que la fuerza nos acompañe!
      Besos.

      Eliminar
  12. Muchas gracias por vuestros comentarios. Ahora me voy a echar mi partidito de pádel, que aunque sea una lucha entre rivales, no hay contacto físico, salvo algún raquetazo que otro y de forma involuntaria.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  13. Muy bueno, Isidro. Por desgracia, tan real como nuestra historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Pero si es que encima las mayores glorias históricas se las llevan las guerras y sus combatientes, y hasta se habla del "arte de la guerra".
    Muy buena síntesis, Isidro, clarividente y clarificante.
    Un abrazo y enhorabuena.
    Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuánta razón llevas Enrique!. Efectivamente creo que es un sentimiento inherente al Hombre, por eso creo que sólo lo podrá destruir paralelamente a la humanidad. (quizás con una última guerra?)
      Muchas gracias por tu acertado comentario.

      Eliminar
  15. El universo era un caos cuando Dios creó al mundo, el hombre fue hecho con el ADN de ese des-orden y nunca ha podido renegar de su naturaleza; siempre encuentra la manera de autodestruirse. Muy buen microrrelato, bien contado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Beto. Sí quizás sea cuestión de ADN, pues no veo otra causa final.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Una lástima pero esa es la historia de la humanidad y me temo que, si partiésemos nuevamente de cero, la repetiríamos tal cual. Un saludo, Isidro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo dudes Matrioska. Mil veces que se iniciara de cero, mil veces que tropezaríamos en lo mismo.
      Gracias por tu comentario.
      Saludos

      Eliminar
  17. Hola vecino de mesa, me alegra saber que aquí lo somos de letras. Muy humana tu historia, y muy bien narrada. Y por desgracia, muy real. Me gusta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paloma. Encantado de tenerte por estas páginas, aunque deberías bajar un poco el nivel a la vista de la buena racha de premios que llevas en los últimos tiempos. Más que nada, "por dejar algo para los demas, jejeje!"
      Besos.

      Eliminar
  18. Una espiral de la que parece imposible salir, que además es el mayor y más grave conflicto humano que se puede generar. Y así seguimos, peleándonos por todo. Parece que no tenemos arreglo...
    Suerte, Isidro. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es y será. Gracias M. Jesús por tu comentario

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!