Cajas

En una caja guardo tu sonrisa, en otra guardo tu aroma. Hay muchas cajas más. En la última caja guardo lo más importante, cuando la abras no pienses que está vacía, es que se comenzará a llenar el día de mañana y, aunque no lo veas, ahí está la esperanza.
Escrito por Ricardo Rodríguez Sánchez

20 comentarios :

  1. Yo tengo otra caja en la que guardo los relatos que me llegan al corazón. Y el tuyo ya está ahí.
    Precioso, Ricardo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ricardo Rodríguez Sánchez10/6/15 14:31

      Es una alegría que puedas albergar de tal forma estas simples cincuenta palabras. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Ricardo, yo no tengo una caja, pero sí una libreta donde van los relatos que me llegan y este ya tiene un sitio en ella. Muy bueno.
    Un abrazo.
    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ricardo Rodríguez Sánchez10/6/15 14:28

      Muchas gracias. Es una alegría que le des ese cobijo a mis cincuenta palabras.

      Eliminar
  3. Veo que, además de cajas, también tienes arte para llegar a la fibra. Felicidades.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Ricardo Rodríguez Sánchez10/6/15 17:55

    Gracias Paloma. Lo mejor que puede tener alguien que escribe es la lectura. Que mis palabras tengan eco, es lo mejor que puede pasarme.

    ResponderEliminar
  5. Con estas cajas, no importan las mudanzas.
    Muy tierno, Ricardo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo más importante en las mudanzas es poder guardar las emociones en palabras. Gracias por leer.

      Eliminar
  6. Se ve, Ricardo, que abriste la caja donde se guarda la inspiración para sacar a la luz este relato tan sencillo y a la vez tan emocional.
    Va mi "Me gusta" (recién sacado de mi caja) y un saludo que espero guardes en una caja especial: La de tus amigos lectores.
    ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo José Antonio, que con simplicidad en la palabra pude llamar la atención. Gracias.

      Eliminar
  7. Las cajas están hechas para contener aquello que merece la pena conservarse y, curiosamente, tanto más valor tiene su interior cuanto más intangible es y menos ocupa. Cuanto puede dar de sí una palabra en apariencia bastante plana y con sólo cuatro letras.
    Un relato sencillo y efectivo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Antonio B.11/6/15 8:35

    Cajas como pequeños espacios que albergan lo que importa, y la esperanza ocupándolos todos. La esperanza, esa curiosa ilusión que puede resultar ser la más peligrosa ladrona de oportunidades o el más bello medio de transporte.

    Un bonito relato, Ricardo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Espero que la caja sea bien grande, que la esperanza es muy necesaria en los tiempos que corren.

    Un relato precioso, Ricardo.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Un micro muy bonito y esperanzador, Ricardo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Precioso Micro. Me encantó, enhorabuena...

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!