De lo que aconteció a una guerrera y su amado

Al cruzar el viejo portón, aún podía oír el recuerdo de disonantes voces cruzadas. Mientras desabrocha su fíbula, observa apenada la estancia imaginando tal vorágine. El lecho partido, pertrechos por doquier... Sobre el arca, una carta de despedida:

Destrocé con mi espada lo que no supe defender con el corazón.
Escrito por Tony Montes

4 comentarios :

  1. Tu texto evoca (a mí, al menos), historias de batallas medievales, cruces de espadas, polvo, sangre, gritos, amores, desamores, traiciones, polvos, luchas... y aún me cuesta adivinar lo que por su cabeza correria a esa mujer guerrera, amante de un guerrero perdedor de batallas y de amor.
    Bienvenido Tony a este club de los 50palabras. Suerte y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tony Montes26/6/15 21:02

      Gracias Isidro. Ese es mas o menos el sentido. Aunque en la última frase condenso toda la historia. Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¡Bienvenido al club "cincuentapalabrero", Tony Montes!
    Va mi primer "Me gusta" y espero que sigamos viéndonos por estos lares.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tony Montes28/6/15 15:07

      Gracias Jose Antonio. Seguro que si, soy nuevo en esto pero pica eso de plasmar en 50 palabras algunos pensamientos. Gracias de nuevo por tu mensaje.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!