Somewhere over the rainbow

El cielo seguía estando allí. Cada pestañeo lo afianzaba más. Nunca presumió de ser como el suelo, que te sostenía y te ayudaba a levantarte si caías. No. El cielo conocía el potencial. El cielo sabía que muy pocos podían tocarlo. Pero a esos pocos el cielo quería verlos volar.
Escrito por Wayne Benítez - Twitter

9 comentarios :

  1. Estimado Wayne: poético, imaginativo, con ritmo, fantasía...Muy bello. Me ha gustado mucho. Además de ser muy original se nota tu maestría a la hora de domar las palabras. Un gran micro y por supuesto acompañado de un título sublime que además de acompañar al relato as la perfección, te hace recordar una bella canción que voy a seguir tarareando el resto del día.
    Un fuerte abrazo.
    Pablo

    ResponderEliminar
  2. Sin duda, el precio del cielo debe andar por las nubes.Me parece muy bueno tu relato, Wayne, aunque la segunda frase, sobre todo, me lo hace algo hermético.
    Enhorabuena y saludos.
    Enrique.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho el ritmo y la simbología del relato. Creo que el cielo está al alcance de todos nosotros, pero es cierto que muchas veces nos olvidamos de su existencia y sólo nos movemos a ras del suelo.
    Muy bueno, Wayne. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Un cielo exigente, sin duda. Y es que la mayoría nos conformamos con rozarlo con la punta de los dedos con lo fantástico que debe de ser volar.
    Un saludo, Wayne.

    ResponderEliminar
  5. Ha sido leer tu micro y pensar en el suelo como una madre que siempre está ahí, apoyando y consolando a sus hijos en los duros momentos, sobre todo; y en el cielo como ese padre que, aparentemente, se muestra distante y poco dado a exteriorizar sus sentimientos, pero con plena confianza en la capacidad de sus hijos para alcanzar sus objetivos. Me ha gustado el relato, Wyane, y el título… bueno, que ya tengo cantinela para todo el día ;)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Muy buen relato el que nos has dejado, Wayne. Un cielo -espacio celestial- que, aun estando ahí, solo se ofrece para los elegidos. Los demás nos tendremos que conformar con seguir pisando el suelo, mucho más mundano.
    Va mi "Me gusta" porque así ha sido y con él un saludo muy cordial.
    ¡Ah! Y como Pablo, ya tengo canción para todo el día.

    ResponderEliminar
  7. Un micro perfecto, Wayne. Lírico, armónico, elegante, en definitiva, una auténtica gozada. Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Es que, el cielo es el cielo ... Y conseguir tocarlo se queda solo para los que saben volar.
    Muy bueno Wayne.
    Un beso.
    Malu.

    ResponderEliminar
  9. Antonio B.3/6/15 8:52

    Has compuesto un texto muy chulo, Wayne. Un fantástico cuento sobre el valor del esfuerzo.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!