Ilusiones rotas

Lucharon por hacer de su afición su medio de vida. Pero el talento, juventud e ilusión no fueron suficientes. Nadie les concedió una oportunidad real.

Cansados ya de duras noches sin dormir y días somnolientos, dejaron estar esa aventura, loca e imposible...

John, Paul, George y Ringo volvieron a casa.
Escrito por Joaquin Grau

38 comentarios :

  1. ¿Quién sabe? Si la historia hubiera sido ésa realmente, todavía serían más grandes para mí.
    Muy bueno, Joaquín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Patricia. Lástima de lo que nos hubiesemos perdido. Un abrazo.

      Eliminar
  2. A punto estuvo de pasar si después de la audición con DECCA (que dijo que no valían) se hubieran desanimado. La EMI en cambio los acogió y cambió el mundo de la música.
    Curiosamente poco después de la suya Los Rolling tuvieron una audición con DECCA y George Harrison llamó al productor diciéndole que no cometieran el mismo error que con ellos y los cogieran.
    Tu relato casi coincide con una fecha importante: ayer fue el 46 aniversario de la última vez que se hicieron las últimas fotos juntos para promocionar el ABBEY ROAD.
    Gran relato. Quien sabe si existen espacios de tiempo paralelos (como en los trilogía victoriana de Félix J. Palma: tres libros que me encantan) en los que el mundo pasea por otros caminos y en el que tu estupendo relato es realidad.
    Por último, creo que parte de tu micro es verdad. Ellos empezaron felices haciendo lo que querían pero el éxito les fue presionando dejando a un lado la diversión. A la muerte de Brian Sptein se quedaron huérfanos y, acompañado del choque de sus egos sin un padre que los guiará, acabó con la separación del grupo y, como en el final de tu relato, cada uno se retiró a su casa.
    En definitiva, me ha encantado, Joaquín.
    Un fuerte abrazo.
    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por culpa del autocorrector, hay un guiaran con una tilde que no debía de haberse colgado. Saludos de nuevo.

      Eliminar
    2. Gracias Pablo. Ya veo que tambien eres fan de los " fab four". Hace meses que tengo este micro y no sabía cuando enviarlo. Es mi pequeño homenaje a este grupo que hizo historia. Pero tambien al mismo tiempo va dirigido a todos aquellos talentos que no tuvieron una oportunidad, ya sean músicos, escritores o lampistas... Un abrazo

      Eliminar
    3. Desde luego hay muchos artistas que se quedan en el camino y otros, no tan grandes, que la publicidad los hace famosos.
      Yo también tengo guardado otro micro sobre ellos vistos desde otra perspectiva, creo que los beatlemaniacos los tenemos muchas veces en nuestros oídos y en la cabeza, pero esperaré un tiempo antes de enviarlo.
      Un fuerte abrazo.
      Pablo

      Eliminar
    4. ... Por cierto, Pablo. En el micro hay camufladas ciertas referencias a algunas canciones de los beatles. Adivina, adivinanza... ;)

      Eliminar
    5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    6. Uff, vaya reto. Veo una muy clara a 'A hard day's Night'. Creo que otra a 'I'm so tired' y el final parece que hace referencia a 'Get back'.
      Seguiré indagando pero dime si voy por buen camino.
      Otro abrazo.
      Pablo.

      Eliminar
    7. No era mi intención "I'm so tired". Las otras dos, OK. Solo te falta "Let it be". ;)

      Eliminar
    8. Vaya, se me escapó. Dejaron estar... esas aventuras locas. OK. Además de buen relato es muy ocurrente el meter canciones de ellos. Para mí donde dice 'Cansados ya de...', también cabría 'I'm so tired' así que tu subconsciente beatlemaniaco metió otra más.
      En resumidas cuentas, amigo Joaquín, es un relato buenísimo con metáfora, recuerdos a los Beatles y canciones encriptadas en el mismo, y tan solo en cincuenta palabras. Una genialidad más de las tuyas.
      Un fuerte abrazo.
      Pablo

      Eliminar
  3. Antonio B.23/8/15 12:13

    Con otros nombres, con otro número de componentes, pero estoy seguro de que tu historia ya ha ocurrido, está ocurriendo y ocurrirá.

    Hay cantidad de talento errante, genios en el interior de lámparas que nadie frota, por eso, cuando logran salir hay que disfrutarlo, porque lo hacen para siempre.

    Un buen relato que da que pensar, Joaquín. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, Antonio.

      Eliminar
    2. Gracias Antonio. Como ya he comentado anteriormente, a todos esos talentos va ditigido el micro. Es curioso adivinar ese talento oculto entre tanta mediocridad visible... Un abrazo.

      Eliminar
  4. Me ha encantado tu relato, Joaquín.
    Retratas a la perfección lo delgada que es la línea que separa el éxito del fracaso.
    Por suerte para la música y para la humanidad (perdón si exagero un poco, pero soy un fanático de los Beatles) alguien hizo caso a estos genios.
    Por cierto, aunque no venga a cuento y sólo para polemizar (jejeje): Para mí, el mejor de los cuatro, musicalmente hablando, era Paul McCartney y siento, también, una especial predilección por George Harrison.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gabriel. Yo tambien soy fan de The Beatles. Como anécdota te diré que comencé a aficionarme a ellos a raiz del asesinato de Lennon y los dias posteriores en los que no dejaba de sonar su musica en la radio y sus imagenes en tv y periodicos.
      Así de delgada es la linea que separa el éxito del fracaso. Incluso lo mismo ocurre a menor escala. Cuanta gente buscando trabajo, y cuanto enchufado...
      Mi preferido es Lennon, puede que sea algo mås gamberrete... ;)
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Genial, Joaquín. Yo también soy beatlemana, y aunque no es mi grupo preferido, van íntimamente unidos a mi juventud. En mi casa se escuchaban a todas horas, con cintas de cassette que sonaban fatal de tanto ponerlas.
    Afortunadamente ese mundo paralelo que has creado no fue el elegido por el destino para los cuatro genios de Liverpool.
    Un musical abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Asun. Por lo que veo vamos a tener que crear un club de fans. En mi casa aún suenan... Un abrazo.

      Eliminar
  6. Bonito homeje a los Beatles <3 <3 <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raquel. Homenaje tambien a los talentos perdidos. Un abrazo.

      Eliminar
  7. En ocasiones sería de agradecer contar con la capacidad de cambiar la historia para mejorarla, pero otras mejor no tocarla. Por cierto, nunca hubiera imaginado que te gustaban los Beatles, oye (je, je, je).
    Un abrazo, Grau.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Sobretodo tú seguro que no te lo imaginabas... jajaja. Un abrazo, Fina.

      Eliminar
  8. Cuántos John, Paul, George y Ringo se habrán quedado con sus ilusiones rotas sentados durante el resto de sus vidas tras, por ejemplo, una mesa de oficina.
    Demos gracias que a estos chicos melenudos se les dio la oportunidad y hoy somos legión los que seguimos disfrutando de su música. Es curioso porque próximamente se va a subastar el primer contrato que firmaron y que fue en Hamburgo en el año 61, con Pete Best de batería.
    Me ha encantado este homenaje a los Beatles e, intuyo, que a todos los músicos y artistas en general. Un beso, Joaquín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es Matrioska. Cuantos han quedado en el camino. Por otro lado, un grupo que despues de tantos años sigue vigente (noticias, eventos, publicidad, etc...)
      Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  9. La buena suerte y el talento a veces no van de la mano, y tus protagonistas lo saben.
    Tu relato se asemeja más a la realidad, y lo que verdaderamente les pasó a estos cuatro genios parece de cuento.
    Muy bueno, Joaquin.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sandra. Estoy de acuerdo contigo. Lo que les ocurrió es prácticamente la excepcion. Un abrazo

      Eliminar
  10. Notincgas25/8/15 8:18

    El éxito requiere por lo general de talento, esfuerzo y perseverancia, pero también hay el elemento del azar, incontrolable, que consiste en encontrarse en el momento justo en el lugar adecuado.
    Bueno, hoy en día, también cuenta el disponer de un buen manager y de un mejor jefe de marketing, pero eso da para otro relato.

    Saludos cordiales, Joaquín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Notingas. Un cúmulo de circunstancias que si se dan te llevan al exito y sino te quedas en el camino. Un abrazo.

      Eliminar
  11. ¡Cuántas ilusiones rotas en todos los sectores profesionales! Hay muchísimo talento que no llega a ver nunca el éxito ni la fama. Por otro lado, nos encontramos con personajes mediocres que suben a la cima y nunca te explicas por qué.
    Felicidades Joaquín, un micro que cuenta una realidad que vivimos día a día, además de ser un homenaje a The Beatles.
    Un beso.
    Malu.

    ResponderEliminar
  12. Gracias Malu. Ese doble homenaje era mi intención. Estoy por elaborar otro micro homenajeando a los " enchufados y abrazafarolas". Mas que nada por tener tambien otra perspectiva del tema. ;) Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Creo, Joaquín, que has hecho uno de los homenajes más sutiles posibles. No sé por qué cada vez que me he sentado a comentarte el relato me he quedado en blanco, y a estas alturas te han puesto tantas cosas que lo tengo peor aún.
    Sobre todo, aparte de ese mensaje o planteamiento que da tanto que pensar, me quedo con la imagen de esos adolescentes abatidos, con unos rostros entrañablemente famosos sin haber logrado aún la fama, que vuelven a casa diciendo Le it be (jajaja, esta se la he quitado a Pablo). Creo que hay en la actualidad mucha juventud así, tirando la toalla desesperados, y es una gran pena.
    Bueno,con todo, que me ha gustado mucho mucho, y más después de tu apunte de que había acertilos escondidos. Un gran trabajo, Joaquín.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Gracias Enrique. Efectivamente a Pablo le falta descubrir " Let it be".. Jajaja. Ando pendiente de comentar tu micro de este mes pero primero quiero documentarme que a mi a la que me sacan de The Beatles ya me pierdo. Un abrazo. Ah! estoy de acuerdo contigo en cuanto a los anuncios de loterias y demás. ;)

    ResponderEliminar
  15. Poco puedo añadir a estas alturas, Joaquín.
    Me gusta mucho la frase final: "volvieron a casa", no como reencuentro, ni buscando la seguridad del hogar, si no como el símbolo juvenil del fracaso.
    Y esos cuatro nombres en fila, al final del relato, que rompen el ritmo y te hacen saltar de la silla y exclamar: ¡ostras, no puede ser verdad! (sobre todo a Pablo y a alguno más, por lo que leo por aquí).
    Buena moraleja.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Margarita. Fíjate que estuvieron muy cerca de que la historia real fuese la que he contado. Y sin embargo, al final la liaron gorda. Un abrazo.

      Eliminar
  16. Un micro con acertijos y todo!!! Genial, Joaquín, ya no solo por el homenaje. No veas cómo me lo he pasado intentándolo, pero te confieso, no he tenido mucho éxito.
    (Este Pablo es un fuera de serie)
    Un buen micro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosy. Lo de introducir esas referencias a algunas canciones se me ocurrió cuando ya tenia terminado el micro. Con lo que tuve que cambiar algunas frases. Un abrazo.

      Eliminar
  17. Joaquín, tu micro encierra una gran verdad, la línea entre el fracaso y el éxito es muy fina, y esto nos ha impedido disfrutar del talento de muchos artistas. Internet ha hecho que esta línea se difumine aún más, confundiendo talento con mediocridad. Muy bueno, y gracias por este relato que nos hace reflexionar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Si me gustan The Beatles no puedo ocultar mi "Me gusta" para este relato. ¡Enhorabuena, Joaquín, por tu espléndida manera de narrarnos un imposible en la realidad, pero no en nuestros deseos. Y además con mensajes sonoros ocultos... ¡Sencillamente genial. Genialmente sencillo!
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!