Perdida

Siempre me recibe con una gran sonrisa y la mano sobre el corazón mostrando su alegría. Su mirada habla desde el ayer con inocencia infantil. A cambio solo espera cariño, besos, caricias. Su instinto maternal sigue intacto, sufre por mí aunque no recuerda mi nombre. Vive en el olvido... perdida.
Escrito por Pilar Alejos Martínez

38 comentarios :

  1. Precioso relato Pilar, me ha emocionado. Se ve que está escrito desde el corazón y con muchísimo cariño.
    Está claro que las personas con Alzehimer viven en su mundo, perdidas, pero dan tanto amor y cariño que solo se les puede querer.
    Me ha gustado mucho, gracias por compartirlo.
    Enhorabuena, bienvenida y esperando el siguiente Pilar. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por romper el hielo con tu valoración. Sin tu apoyo no me hubiese atrevido a mandar mi relato. En él va mi corazón y necesitaba expresarlo. Besos

      Eliminar
  2. Precioso relato Pilar. Me ha emocionado. Mi abuela tuvo Alzheimer y recuerdo su mirada maravillosa llena de inocencia. Gracias por compartirlo y devolverme a sus brazos un instante. Un abrazo. Un gran estreno sin duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Carmen, me han llenado de emoción tus palabras. Si tú has vivido los estragos del Alzheimer sabes como me siento. Gracias por tu cariño en mi estreno. Besos

      Eliminar
  3. Hermoso relato, Pilar. Muy bien reflejada la falta de memoria de la persona tan querida, su desorientación. Pero en ella siempre queda la bondad y el amor. Muy emotivo y muy bien contado. Felicidades, amiga. Y muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, veo que mis palabras han transmitido mis emociones y son apreciadas por ti. Gracias por este gran recibimiento amiga! Besos

      Eliminar
  4. Me ha emocionado mucho. El problema del Alzheimer es tremendo para las familias, pero lo has mostrado con una ternura que estremece.
    Señoras y señores, todos de pie para aplaudir a Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patricia, aún no he recuperado el aliento después de leer tu valoración. Gracias por acogerme, valorarme y darme alas para seguir compartiendo mis palabras. Nunca imaginé este recibimiento y reconocimiento. Mil gracias. Besos

      Eliminar
  5. De pie y aplaudiéndote. Primero, porque soy muy obediente ;) y segundo, pero más importante, porque tu relato bien lo merece. Has entrado por la puerta grande y pisando fuerte. Enhorabuena, Pilar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fina, estoy de verdad abrumada por vuestras cariñosas palabras. Gracias por ser cómplice de mis sentimientos. Y por el aplauso que me ha emocionado tanto. Besos.

      Eliminar
  6. Precioso y emotivo relato relacionado con una cruel enfermedad como el Alzheimer.
    Enhorabuena.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gabriel, desbordada por vuestras cariñosas valoraciones. Gracias por vuestro abrazo de bienvenida. Un beso

      Eliminar
  7. Me encanta lo bien que has dibujado con palabras esa terrible enfermedad. Tierno y sobrecogedor a la vez. Enhorabuena. Un abrazo, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joaquín, gracias por tu valoración y tus bonitas palabras. Vosotros me habéis emocionado a mí. Besos.

      Eliminar
  8. Una circunstancia triste vestida de una ternura tal, que arranca una sonrisa desde lo más profundo. Me ha gustado mucho cómo nos lo cuentas, Pilar. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Matrioska, estoy tan contenta de ver lo bien que me habéis recibido y valorado, que me siento entre amigos de verdad. Gracias por tu apoyo en mi estreno. Besos.

      Eliminar
  9. Pero que bien y bonito lo has contado. Muy buen debut.
    Un beso, Pilar. Y por supuesto un aplauso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pablo, mil gracias por tu aplauso de bienvenida. Tus palabras me animan a seguir jugando con las palabras y compartirlas con vosotros. Un beso.

      Eliminar
    2. Gracias a ti. Cuanto más lo leo más me gusta. Se nota que lo has escrito con el corazón. Tu madre se puede sentir muy orgullosa de la gran narradora e hija que tiene.
      Que suerte de tenete entre nosotros.
      Un besote para ti y otro grande para la protagonista de tu bellísima historia.
      Pablo

      Eliminar
    3. Pablo, estoy tan abrumada por tan preciosas palabras que sólo puedo darte un gran beso y un fuerte abrazo! Gracias! Ah y otro de parte de la protagonista!

      Eliminar
  10. Antonio B.29/8/15 17:05

    Tu relato pasa por la mirada como una caricia. Con una exquisita ternura y respeto hacia a quien esa terrible enfermedad ha despojado de sus recuerdos pero no de su esencia.

    Quizá ella no lo sepa, pero nunca estará perdida, no mientras perciba cerca al narrador ( o quizás a ti).

    Una narración emocionante, en la que consigues hacer brotar sentimientos a flor de párrafo.

    Un estreno muy bueno, Pilar, Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, que bellas palabras me dedicas. Como bien has podido intuir el relato es real y la protagonista, mi madre. Este es mi pequeño homenaje, aunque nunca lo pueda leer, se lo demuestro sin palabras. Gracias por valorarlo. Un beso.

      Eliminar
  11. Bienvenida, Pilar. Ya enhorabuena por tu relato que refleja a la perfección los estragos de esa terrible enfermedad, por desgracia tan frecuente. Curiosamente, mi próximo micro de 50 trata sobre el mismo tema.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asun, mil gracias por tu valoración y tan cariñosas palabras. Esperaré impaciente tu relato y seguro que conseguirás emocionarme. Besos.

      Eliminar
  12. Nos lo has contado con tanta ternura que es difícil no sensibilizarse, si no lo estamos ya, ante esta terrible enfermedad.
    Excelente estreno, Pilar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M. Jesús, mil gracias por tan buena valoración. Me alegro si he conseguido transmitir mis emociones y os he hecho disfrutar al leerlo. Gracias por tan buena acogida. Besos.

      Eliminar
  13. Bienvenida, Pilar, tú y tus historias, a este rincón de palabras en el que difícilmente te encontrarás perdida por la calidad que tienen tus letras.

    Me gusta tu micro por la hondura de su silencio y la gran profusión de gestos; es como si hablaras con mímica.

    No tenerte por aquí hubiera sido una gran pérdida.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margarita, siempre tan amable con mis letras. Has captado tan bien la esencia de mi relato que tengo la sensación que lo has vivido conmigo. Gracias por ese gran abrazo de bienvenida. Besos amiga.

      Eliminar
  14. "Vive en el olvido... perdida."....pero recuerda que viven felices, como los niños; sin preocupaciones. Ese es nuestro consuelo. Un relato muy emotivo. ¡Enhorabuena, Pilar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luís tienes razón, son como niños, por eso despiertan tanta ternura. Su inocencia te desarma. Al menos me queda el consuelo de verla feliz. Muchas gracias por tu valoración. Un beso

      Eliminar
  15. Pilar, el relato es precioso, escrito con todo el amor del mundo. Quienes hemos vivido de cerca con personas que padecen esta enfermedad, sabemos lo duro que es.
    Me quedo con la frase: "la mano sobre el corazón mostrando su alegría".
    Bienvenida, un beso fuerte.
    Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malu, con "la mano en el corazón" te digo gracias, por tan bonitas palabras y tan cálido recibimiento. Un beso.

      Eliminar
  16. Un hermoso relato que habla sobre la crueldad del ovido y que, paradójicamente, nos recuerda la atención y cuidados que merecen las víctimas de este terrible mal.
    Un abrazo, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vicente, me alegro que mi relato haya servido para hacer visibles a los que viven en el olvido, pero que más que nunca debemos recordarlos y tratarlos con todo el amor del mundo. Gracias por tus bellas palabras. Un beso.

      Eliminar
  17. En primer lugar, mi más cálida bienvenida, compartida como veo con otros cincuentistas.

    El tema que tratas me gusta, Pilar. Fíjate que mi primer microrrelato, que ya queda lejano en el tiempo pero no en mi corazón, tocaba la misma temática que tocas tú en el tuyo. Yo también lo escribí con todo mi amor y por eso mismo le tengo un especial recuerdo, a sabiendas de que no seria el mejor (en realidad eso tampoco lo sé).
    Una cosa más: No te sientas aquí nunca perdida porque somos muchos y nos solemos ayudar mutuamente para que nuestras historias no caigan en el olvido.

    Finalmente, va mi "Me gusta" y mi cariñoso saludo junto a mis ánimos para que nos sigas regalando microrrelatos con tanto sentimiento como el que nos has brindado en esta primera -y espero que no última- ocasión.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jose Anntonio, no tengo palabras para agradecer tantas cosas buenas que me habéis regalado. Mi relato os ha llegado al corazón, pues yo lo escribí con el mío en la mano. He intentado destacar todo lo que mi madre me da cada día, a pesar del alzheimer, intentando ver lo positivo y disfrutar juntas cada momento. Es lo único que me queda de ella, su amor incondicional de madre.
      No sábes lo que agradezco vuestro abrazo a mi primer relato, me ha hecho sentirme entre amigos a los que se les puede hablar con el corazón.
      Espero seguir compartiendo con todos vosotros y crecer cada día juntos. Un beso.

      Eliminar
  18. La sensibilidad y la delicadeza son dos buenos elementos a la hora de tratar este tema. en si la enfermedad me da miedo, pero el relato me gusta mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jose María, siempre asusta "olvidar" quién eres, es muy duro para todos, pero una vez aprendes a valorar lo que te queda afrontas la situación de otra manera. Gracias por tu valoración positiva y me alegro que te haya gustado. Muchas gracias por comprenderme! Besos.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!