Abandono

—Me has abandonado. Después de tantos años, marcharte así... Sigo enfadada contigo. ¡Serás cabrón! (...) Ahora salgo mucho, y en la cama te sustituí por un cojín y un vibrador que compré por eBay. (...) Te sigo echando de menos...

Apagó su cigarro. Dejó las flores en la lápida y se marchó.
Escrito por Raquel Tevas Cisneros

24 comentarios :

  1. Antonio B.22/9/15 10:09

    Un suicidio también es un abandono, tajante y definitivo. Comprendo el enfado, la impotencia, la soledad que dejó una huida sin derecho a réplica. Ojalá rehaga su vida. Ojalá la próxima vez no deje reproches en su tumba, sólo flores.

    Un micro bien construido, con los cuatro sabores sobrevolando la esencia de una historia muy bien contada: el salado de las lágrimas, la amargura de la pérdida, el ácido de la ironía y el dulce alivio del desahogo.

    Me ha gustado mucho, Raquel.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu si que eres un escritor sabroso Antonio B., soy muy fan tuya. :)
      un abrazo,

      Eliminar
  2. Ignoro si se trata de un suicidio; lo que sí sé es que cuando llega la muerte de un ser que nos complementa, el dolor nos ciega tanto que incluso llegamos a culpar al difunto de su ausencia. Comparto unos versos de mi paisano, Jaime Sabines:
    «Te has muerto y me has matado un poco.
    Porque no estás, ya no estaremos nunca
    completos, en un sitio, de algún modo.

    Algo le falta al mundo, y tú te has puesto
    a empobrecerlo más, y a hacer a solas
    tus gentes tristes y tu Dios contento».

    Muy bueno tu relato, Raquel.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía el poema, pero es realmente precioso. Gracias Vicente.

      Eliminar
  3. Cada uno lleva el dolor a su manera: Unos lloran para sacar fuera la pesadumbre que les atenaza; otros buscan la compañía y el consuelo cálido de otras personas. Es una etapa que necesita digerirse y cada uno la encara a su manera y, aunque es cierto que tu protagonista lo hace de un modo un tanto peculiar, no por ello sufre menos la ausencia.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. La rabia que se siente ante la muerte de un ser querido que todavía no hemos aceptado. Es un sentimiento que has reflejado muy bien en tu microrrelato, Raquel. Te felicito. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Notincgas24/9/15 6:48

    Una visión actualizada y fresca del dolor por la pérdida de un ser querido. ¡Bien contado, Raquel!
    Esperemos que tu protagonista pase la fase de duelo pronto y se reenganche a la vida.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  6. Muy, pero que muy bien contado Raquel, felicidades por este y por haber llegado a la redonda cifra de 20.
    Besos.
    Malu.

    ResponderEliminar
  7. Creo que el abandono sufrido por tu enfadada protagonista es bastante menos llevadero que el que cometen algunos yéndose a por tabaco, que es lo que en un principio parece. Nos guías por un camino y en la última frase nos haces retroceder. Me ha gustado, Raquel. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta que te guste, gracias por comentar Matrioska.

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por todos vuestros comentarios. En un principio no me plantee la idea del suicidio Antonio B, más bien una enfermedad repentina o un accidente inesperado, pero no me disgusta todo lo contrario, desde esa perspectiva coge un tinte muy interesante. En realidad, pensé que era una pareja en la que la protagonista tenía bastante dependencia, y que ahora se ve sola, y tiene que volver a encontrarse a ella misma, y que eso le produce enfado con el ser perdido, al que echa terriblemente de menos. Los cortes con los puntos suspensivos entre paréntesis los puse, porque me lo imaginaba muy visual, y me imaginaba elipsis, con cada cambio de estado de animo de la protagonista, como si fuese un corto filmado, y fueran diferentes cortes editados así.

    un saludo a tod@s.

    ResponderEliminar
  10. Sin duda, el peor abandono que puede sufrir una mujer porque la muerte es una adversaria contra la que es imposible hacer nada. Muy buen micro, Raquel. Me ha gustado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Realmente nos haces creer que está hablando con su pareja por telèfono por ejemplo, que lo insulta, que lo "minimiza" al sustituirlo, que lo echa de menos...
    y resulta que se ha muerto y lo que oímos son sus lamentos al no aceptarlo!
    - luego al releerlo podemos imaginarnos el corto que has comentado más arriba
    Muy logrado.
    Saludos!
    Carme.

    ResponderEliminar
  12. A pesar del abandono , la soledad se impone, y por eso le sigue echando de menos.
    En cuanto al relato en si, es redondo. Es de los que hace que el listón suba y suba cada vez mas.
    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, no creo merecerlas pero me encantan. Yo el listón aún lo veo muy arriba de mi. Sueño con quedar finalista algún mes... pero lo ponéis inalcanzable.

      un saludo,

      Eliminar
  13. A mi me has engañado, ni por asomo me imaginaba ese estupendo final.
    Bien armado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Esa era mi intención Rosy Jajaja XD
    Otro abrazo para ti,

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!