Finales sin final

Tengo una libreta llena de frases inconexas escritas en un intento de convertir situaciones cotidianas en meras adaptaciones ficticias que se adecuen al espectador. Quizá se muestren en todo su esplendor o puede que no salgan de ese cajón húmedo y mohoso dispuesto a vaticinarles ese lúgubre final sin final.
Escrito por Clemente Barahona - Twitter

15 comentarios :

  1. Espléndido relato, Clemente. Hablas de una libreta que creo que todos tenemos llena de finales sin final. Excelente título, por cierto.
    Un abrazo.
    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Clemente Barahona4/9/15 17:10

      Gracias por tus amables palabras, Pablo. Tarde o temprano y sin previo aviso, esos finales llegarán.
      un abrazo

      Eliminar
  2. Un final sin final, es como una semilla que no germina. Así sucede con muchas ideas que, aunque de principio parecían ofrecer algo muy bueno, posteriormente pierden su brillo ante nuestros ojos. Lo importante es seguir intentando. Seguro que muchas de esas frases germinarán y darán preciosos frutos.
    Muy bueno, Clemente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Clemente Barahona4/9/15 17:30

      Tienes toda la razón, Vicente. Lo que hemos de hacer es intentar recuperar ese brillo que nos permita hacer que la semilla germine. Con constancia y tiempo todo se consigue.
      Gracias y un saludo.

      Eliminar
  3. Me gustan tus puntos suspensivos, Clemente; así es como interpreto yo tus finales sin final, con un atisbo de esperanza de que no se enmohezca tu pluma y con el deseo de que las páginas de esa libreta se conviertan en algo cotidiano entre nosotros.
    ¡Bienvenido a esta gran familia!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Clemente Barahona4/9/15 17:54

      Gracias, Margarita. Intentaré rescatar esas ideas para convertir los puntos suspensivos en un punto final.
      un beso

      Eliminar
  4. ¿Cuántas buenas historias se habrán ahogado en el fondo de un cajón mohoso?
    Ojalá que no sea el caso de tus relatos, y que todos ellos tengan un final con final (libre de hongos y bacterias).
    Muy bueno, Clemente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Clemente Barahona4/9/15 17:04

      Seguro que esas buenas historias saldrán a la luz. Solo están esperando el momento adecuado para darse a conocer.
      Gracias por tus palabras, Sandra.
      un saludo

      Eliminar
  5. ¡Ya estás tardando, Clemente, en buscar inicios para esas frases que, de momento, parece ser que aún no dicen nada! Se merecen unos inicios adecuados y no que languidezcan en rincones donde el olvido tiene su acomodo. Así que ¡¡manos a la obra!!
    Por cierto, no te he dado la bienvenida a esta casa literaria donde ya tienes una extensa familia de amigos y amigas. Y con mi cálido saludo de acogida va mi "Me gusta" para tu primer microhistoria, deseando que venga otras más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Clemente Barahona4/9/15 16:43

      Gracias por tu cálida bienvenida, José Antonio. Limpiaré el polvo a esa libreta de contenidos inacabados para seguir aportando algo a esta extensa familia que me ha acogido con los brazos abiertos.
      un abrazo.

      Eliminar
  6. Notincgas4/9/15 6:15

    Por mi experiencia, esos finales sin final son, como mínimo, un buen inicio. No es malo descartar frases o ideas. De hecho, forma parte del proceso. Lo peor, por irremediable, es no anotar esas frases o ideas en el momento en el que llegan, porque un suspiro más tarde, desaparecen.
    Ah y dicho esto, buen relato, Clemente.
    Saludos cordiales y bienvenido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Clemente Barahona4/9/15 16:18

      Gracias, Notincgas. Estoy de acuerdo contigo. Lo peor que podemos hacer es no anotar todas las frases e ideas que se nos ocurran. Pueden ser irrelevantes o absurdas en ese momento, pero, con el tiempo, saldrán de ese cajón para dar forma a una bonita historia.

      Eliminar
  7. Crispín5/9/15 9:14

    Existen finales sin final o sin principio, principios ocultos, frases sueltas, incluso palabras que esperan ser escritas. Ellas mismas terminan dando la pista para seguir.
    Enhorabuena por tu relato sobre la libreta que todos tenemos.

    ResponderEliminar
  8. No sé, me da a mí que esas frases, hoy inconexas, acabarán un día mostrándose en todo su esplendor. Espero que sea este el lugar donde las luzcas. Felicidades por tu micro y bienvenido, Clemente. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué levante la mano quien no tenga frases con final sin final!
    Menos mal que luego le damos una vueltecita a esas frases y acaban con un final en condiciones.
    Bienvenido Clemente. Un beso.
    Malu.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!