Transgénicos

Desde que Monsanto compró el gobierno, todas las investigaciones públicas denunciando sus atrocidades son desestimadas rápidamente.

Ocasionalmente un intrépido periodista, como en esta rueda de prensa, pone en apuros al presidente que, enfurecido, agita ridículamente sus tentáculos provocando un ataque de risa que consigue hacerme llorar por mis tres ojos.
Escrito por Jean Durand - Twitter

34 comentarios :

  1. Muy buena la sutileza...
    Mis dos cabezas te dan la enhorabuena, Jean.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Patricia, te agradezco la molestia en comentar, te doy un abrazo triple con mis 6 brazos.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Antonio B.19/9/15 12:45

    Ácida crítica a una de las empresas más polémicas del siglo XX y perfecta la sátira final resuelta con gran sentido del humor.

    Una pequeña obra de teatro por la fuerza de su expresividad y por que envuelve una demoledora denuncia.

    Es un relato muy bueno, por su contenido y por su elaboración. Enhorabuena, Jean.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, te agradezco enormemente tus palabras, me haces quedar por las nubes a mi relato y a mi. Me dejas realmente sin palabras, muchas, muchísimas gracias por todo.
      Un enorme saludo y un gran apretón de manos (de 14 dedos).

      Eliminar
  3. Jean muy buen relato, muy buena y original la crítica a esa multinacional.
    Genial la forma con la que al final nos damos cuenta de las consecuencias de consumir alimentos transgénicos. Y no puedo escribirte más ya que me es muy dificultoso con estas pezuñas que tengo por manos
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javier, lastima que las consecuencias posiblemente no sean tan visibles como en el micro, aunque quizás tampoco se pudiera hacer mucho de la otra forma.
      Saludos.
      PD: Es el modelo del movil que quizás usas, a mi me pasa lo mismo. :D

      Eliminar
  4. Jean, valiente relato con toques de humor del problema que supone consumir transgénicos. Muy bien contado. Un doble Me gusta con todo el amor de mis dos corazones. Enhorabuena, Besos. Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, creo que has sido una de las pocas favorecidas con los transgénicos,lo de tener doble corazón es algo que podría masificarse a toda la humanidad.
      Un gran saludo y muchas gracias por tus palabras.

      Eliminar
  5. Primero, permíteme terminar de reír. Jgh, jgh, jgh... ¡Espera!, mi lengua bífida se ha enredado con mi cinturón, ¡listo, ya!
    Ja, ja, ja y ja.
    Genial, ácido y humorístico. Un relato de Jean, para más señas, el escritor de seis brazos.
    Aplaudsods, ¡la lengua otra vez, caramba!
    Vicente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja, Vicente! para! que me hacer reír mucho y eso trae embarazosas consecuencias para mis dos vejigas.
      Un gran saludo y muchas gracias.

      Eliminar
  6. Original, crítico y divertido!
    Un saludo con mis tres manos y media ;-)
    Carme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja.
      Gracias, mis cuatro mejillas se sonrojan al unísono.
      Saludos y buen domingo!

      Eliminar
  7. Al final lo raro en este mundo que planteas será ser normal. Donde fueres haz lo que vieres, así que todos mutantes.
    Un relato simpático y con toques reivindicativos, en tu estilo.
    Un abrazo, Jean

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo es que habrá casi nadie normal, los transgénicos afectan a todos, incluso a veganos y vegetarianos.
      Gracias Ángel, un gran saludo para ti.

      Eliminar
  8. Buenísimo, Jean. Que gran ingenio demuestras desde el título hasta el final, con esos tentáculos y esos tres ojos.
    Un abrazo.
    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pablo, todo un merito para mi viniendo de un crack como tu.
      Saludos y que sea un buen domingo.

      Eliminar
  9. ¿Pero qué leen mis siete ojos?
    Crítico, original, divertido, fresco, diferente. Me ha gustado mucho Jean.
    Un beso fuerte.
    Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, gracias Malu, he cumplido mi objetivo deleitando tus siete ojos con mis textos a 6 manos.
      Un beso para ti también.
      PD: Supe que gracias a ti tu oculista le ha podido pagar la universidad a sus hijos.

      Eliminar
  10. Me ha encantado, Jean. Un asunto muy serio y polémico tratado con un ocurrente toque de buen humor. Espero que el osado periodista escriba un artículo genial a tres manos, me encantará leerlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Asun, el periodista escribe artículos pero por internet, ya que no lo publican los diarios, si lo buscas lo encuentras.
      Me alegro que te gustara, gracias por comentar.
      Saludos y un abrazo.

      Eliminar
  11. Qué bueno, Jean. Siempre consigues sorprender con tus micros. Lo haces muy bien y en esta, como en otras ocasiones, además, consigues hacernos reír. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el premio que me das al decirme que mis micros logran sorprender, son un gran regalo para mi.
      Un enorme saludo y gracias. Si algún día necesitas una mano, te puedo dar una de las 13 que tengo.

      Eliminar
  12. ¿Que Monsanto ha comprado un gobierno? ¡Venga ya, Jean! (Esto lo piensa mi cabeza que está a la derecha de mi cuello bifurcado, porque la otra, la de la izquierda, me está ahora mismo diciendo que no sé de qué me extraño).
    Irónico y bien construido relato, crítico con esos experimentos ¿científicos? que vete tú a saber en qué terminarán. Menos mal que, al final, uno se ríe, aunque lo que de verdad quisiera es echarse a llorar.
    Va mi "Me gusta" por lo bien que lo cuentas (aunque no me guste lo que cuentas).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, gracias José. Tienes toda la razón, son cosas que a uno no le gustaría contar, al menos no como algo basado en la realidad.
      Un enorme saludo y gracias a tus ambas cabezas, que dos cabezas -dicen- piensan mejor que una, aunque...

      Eliminar
  13. Carmen Balibrea21/9/15 20:29

    También se lleva mi "Me gusta". Muy crítico, divertido e ingenioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen. Crítico, Divertido e Ingenioso son mis segundo, tercer y cuarto nombre.
      Saludos!!!

      Eliminar
  14. Notincgas21/9/15 20:38

    Bueno, bueno, pero que son unos miembros de más o de menos si podemos comer tomates bola con sabor a nada y sandías azules.
    Estos periodistas...
    Y ya más en serio, buen relato, Jean.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, cierto, mira que producen hermosos y grandes frutos que serian la envidia de los pintores de antaño... Eso si que de probarlos,,,
      Gracias Notincgas, un gran saludo para ti.

      Eliminar
  15. No sabemos lo que nos espera ni lo que comemos, con Monsanto o sin Monsanto, y sin olvidar a los que simplemente no tienen que comer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora si desde mi cuenta. Esto de escribir desde lugares publicos.
      Gracias Crispín por tu comentario.
      Saludos!!!

      Eliminar
  16. He soltado la manzana por si es trangénica . Y no me he tragado el trozo por si me pasa como a Blancanieves... Nunca se sabe. Si Eva la hubiera soltado ahora estaríamos En el Paraíso... Yo con mi piel de lagarto. Tan feliz en una charca leyendo tu micro... Besitos maestro!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, ya que has soltado la manzana cual cenicienta Eva, te aviso que las hojas de parra también pueden ser trangénicas.
      Gracias por pasarte y un enorme abrazo comprimido con mis 6 brazos.
      Un beso.

      Eliminar
  17. Mi querido Señor Jean Crítico Divertido e Ingenioso:
    Con sus palabras transgénicas a mí lo que se me multiplican son las sonrisas. Y no sé por qué me asombro de que siempre consiga asombrarme.
    Por cierto, he creído reconocer en ese periodista una corbata que me suena, me suena mucho.
    Es usted genialmente particular.
    A sus pies.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ya con asombrarla, me doy por pagado y puedo degustar una hamburguesa mc donalds trangénica sin miedo al mañana.
      Muchas gracias por sus amables y sinceras palabras y espero su relato ansioso para ser yo el asombrado.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!