Propósito de año nuevo

"Decirle a Laura que se acabó", escribí. Doblé el post-it dos veces, di un saltito de pies juntos, lo encendí en una vela y lo lancé al cuenco. Apenas se chamuscó. Ardió sin embargo el de Laura, que me miró, lo juro, con una mezcla de ternura y terror cósmico.
Escrito por Álex Garaizar

44 comentarios :

  1. Yo utilizaría el método Updike. Dile a Laura que sales a comprar tabaco...
    En cualquier caso, espero que no abandones a los cincuentapalabristas.
    ¡Feliz año!

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, Álex. Hay cosas con las que no se debería jugar, por si acaso. A él le ha fallado el fuego, crucemos los dedos para que ella no juntase bien los pies al dar el saltito. Me ha encanto el micro. Muchas felicidades y un gran beso.

    ResponderEliminar
  3. Llevo quemando papelitos llenos de deseos... ni me acuerdo, y cada año los hago más grandes y escribo más pequeño para que me quepan más y más cosas (debe de ser cosa de la vejez). Y esa es exactamente la cara que se me queda cuando no se quema del todo el papel (la de Laura no, la de él). ¡Ay!
    ¡Cuántos recuerdos, Álex, y qué bien contados!

    Ya mismo empiezo a recortar folios usados para tenerlos listos para mañana. Voy a empezar poniendo que... Shhh,vale, me callaré para que se cumplan todos.

    Mis mejores deseos para ti, Gran Capitán, y para todos los compañeros que deseamos, entre otras cosas, seguir escribiendo en esta página.

    PD: Voy a imprimir tu micro en las servilletas de mañana para que algunos vean que no soy la única rara que quema papelitos en las velas ;-)


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en mi casa ha sido costumbre de toda la vida. Muchas gracias y feliz año, Margarita.

      Eliminar
  4. Como suele decirse, hay que tener cuidado con lo que se desea, no vaya a ser que se cumpla. Seguros que tus propósitos para el año nuevo son todos buenos.
    Un abrazo, Álex, que te comas todas las uvas y tengas un feliz 2016

    ResponderEliminar
  5. Magnífico relato, Álex. Has descrito la expresión de Laura de un modo tan magistral que su significado, al menos para mí, puede significar cosas totalmente opuestas, algo que lo hace aún más grande. Pienso que lo mejor de esta acción de pedir un deseo está en lo estimulante del momento en sí, algo así como si tomáramos un contacto fugaz con nuestro más recóndito interior o, quién sabe, con aquello que es más grande que nosotros.
    Enhorabuena, Álex. Un abrazo y que se cumplan todos tus grandes deseos, uno tras otro, en este año que viene. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Enrique. Quise hacer un relato muy sugestivo; quizá se me fuera un poco la olla con lo de "cósmico", pero lo pensé como una interpretación que hace el protagonista al pensar que su deseo no se cumplirá y el de ella sí. Podría ser que ella planea algo peor que dejarlo, que él no podrá dejarla aunque quiera... O que simplemente sea muy supersticioso y su temor sea infundado. ¡O lo que queráis interpretar, por supuesto! Un abrazo y feliz año.

      Eliminar
  6. Silvina Palmiero30/12/15 19:59

    Después de todo, sí tenían algo en común con Laura, y era justamente el deseo... ¿verdad? Te felicito por el micro y, sobre todo, por llevar adelante la organización de esta gran comunidad: algo que haces tan bien y que no debe ser una tarea nada sencilla. Te deseo un muy buen comienzo de año y nos seguiremos leyendo! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es una de las interpretaciones sin duda; pero es posible también que el deseo de Laura fuera el contrario, estar con el protagonista para siempre; al quemarse el papel de Laura y no el de él, él se queda por lo menos inquieto (con la narración he intentado hacer ver que se lo tomaba en serio el asunto). ¡Un abrazo y feliz año, Silvina!

      Eliminar
  7. Qué difícil es terminar, decir basta, cuando la cosa no va más. Espero que no se resigne y que tenga la fuerza para cumplir su deseo a pesar de su papel chamuscado y de la mirada inquietante de Laura.
    Y ojalá que a ti también se te cumplan todos los deseos y te propongan un contrato millonario. :-D
    Un abrazo y ¡muchas felicidades para el año próximo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta la fecha nadie me ha ofrecido el contrato, así que aquí sigo ;-) Muchas gracias por el comentario y feliz año para ti también, Sandra.

      Eliminar
  8. Álex, te mando por mensajería urgente una ristra de ajos, balas de plata y una estampita de la Virgen del Pilar. ¡Aguanta hasta las campanadas!
    Espero que el año nuevo te traiga todo lo bueno que te has ganado por aguantarnos.
    ¡Feliz año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya han llegado! Ahora sólo falta el vampiro... Un abrazo y feliz año para ti también ;-)

      Eliminar
  9. ¿Terror cósmico? ¿LOVECRAFT?? Jajaja Me encanta. Bueno la suerte ya está echada. Me muero de ganas por empezar a leer los de Enero, y hacer porras a ver si adivino algún autor, cuando desvelen sus identidades.
    Feliz entrada de año a tod@s y en especial a ti Alex.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se me ha ido un poco la olla con lo del "cósmico"; era por dar cabida a interpretaciones del destino y tal. Enero será divertido, sin duda. ¡Gracias y feliz año!

      Eliminar
  10. Me temo que no sabremos que deseo quemó Laura.
    Un juego cruzado de deseos invocados y no, en el que da la impresión de que ninguno de los jugadores tiene muy claro como enfrentarse a lo que desean, si es que realmente lo desean...
    Un relato que casa a la perfección con el último del año, de cualquier año, donde se aúnan deseos e incertidumbres.
    Un fuerte abrazo, Álex. Te deseo un año entrante en el que se cumplan todos tus deseos y, sobre todo, te dé fuerzas para aguantarnos.

    ResponderEliminar
  11. ¡Ayyy!, los buenos propósitos de cada año... luego quedan en agua de borrajas. En cualquier caso, Álex, te deseo todo lo mejor para el nuevo año que va a empezar, que te lo mereces de veras por tu trabajo y por tu paciencia.
    ¡Un abrazo y feliz año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Mª Jesús! Un abrazo y feliz año para ti también.

      Eliminar
  12. Ja, ja, ja... La verdad es que veo muy chunga la historia de tu prota con Laura para el año que viene ...
    Genial este último relato del año haciendo alusión a los propósitos que todos los mortales hacemos el día de fin de año.
    Mi propósito es seguir unida a 50 palabras, leeros a diario y colaborar con mis humildes relatos y comentarios.
    Un beso grande Álex, cuídate mucho y pide todos tus deseos, que con lo constante y grande que eres, seguro que se cumplen muchos.
    Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso, el año que viene que no se baje nadie del carro de las 50 palabras... ¡Muchas gracias, un beso y feliz año!

      Eliminar
  13. No soy muy amante de los buenos deseos iniciales de año. Debe ser que la experiencia me dice que la mayoría acaban abandonados e ignorados, lo que a veces me producía una desagradable sensación de fracaso, así que mejor no crearse expectativas aunque "sin perder el norte"
    Me gusta tu relato y aprovecho para felicitarte y desearte lo mejor para 2016, de momento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Espero que puedas rescatar a tiempo el post-it antes de que Laura lo lea. De lo contrario, me temo que el 2016 no va a empezar nada bien.
    Un beso y que el nuevo año te traiga todo lo que le hayas pedido.
    Por mi parte este año que mañana acaba ha sido muy intenso en vivencias, y además os he conocido a ti y a todos los demás, y he disfrutado mucho leyéndoos. Espero que sigamos juntos muchos años más. Y lo dejo ya, porque que me pongo melancólica.
    ¡Felicidades a todos!

    ResponderEliminar
  15. Parece ser que a esa pareja se les apagó la chispa; quizás, fue lo último en lo que estuvieron de acuerdo, a pesar de que parece que hay algo en medio que se les resiste. El tiempo lo dirá, o quizá será mejor que se lo digan ellos y se dejen de papelitos. Muy interesante este micro, Álex.
    Solo me queda mandarte un fuerte abrazo de gratitud por todo lo que haces, y que esperamos sigas haciéndolo en el 2016, de momento. Que tengas feliz salida y entrada de año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. La gracia del relato es imaginar qué habrá escrito la chica, que es a la que se le va a cumplir el deseo, a ojos de su supersticioso novio. Mi idea era que ella había escrito que estuvieran juntos para siempre, ¡pero quién sabe!

      Un abrazo y feliz año para ti también, Juana.

      Eliminar
  16. Presiento que Laura sabía lo de la ruptura, por lo que esa expresión de terror me da mala espina, jajaja. Un abrazo, Álex, y feliz 2016.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante eso, sí; es posible que haya maquinado una venganza de las memorables. ¡Un abrazo y feliz año, Salvador!

      Eliminar
  17. Que insinuante esa mirada de Laura que deja abierta la puerta del micro a más de una interpretación. Daría lo que fuera por saber qué puso. Me ha encantado ese final.
    Ojalá todos tus deseos se conviertan en realidad, amigo Álex.
    Yo tengo uno: conocernos en persona. Y el papel se ha quemado así que seguro que en el 2016 nos podremos dar un abrazo. De momento, te lo envío virtual.
    Y aprovecho para desearle a todos los cincuentista, mi segunda familia, un magnífico 2016 lleno de relatos, comentarios y, por supuesto, de todo lo que deseéis
    Pablo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que 2016 es el año en que nos conocemos, Pablo. Gracias por el comentario. ¡Un abrazo y feliz año!

      Eliminar
  18. No conozco este ritual para pedir deseos, pero me temo que al no quemarse completamente el papel, éstos no se cumplirán. Si es así, Laura gana, estás en sus manos. Y esa mirada da mucho miedo...
    Un relato inquietante para finalizar el año.
    Feliz año nuevo para todos los compañeros de esta maravillosa aventura, incluido por supuesto, para el que además es el tripulante de la nave, por guiarnos con pulso firme entre letras, sueños y desvelos.
    Un abrazo, Álex.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Jose, cuanto más se quemen los papeles, mejor, de ahí que se quede "acojonado" el supersticioso protagonista. ¡Un abrazo y feliz año!

      Eliminar
  19. Cuando los formulamos, a veces nos olvidamos que los deseos de otros, igualmente válidos, bien pueden oponerse a los nuestros.
    Que todos tus propósitos ardan hasta consumirse, Álex.
    ¡Feliz 2016!

    ResponderEliminar
  20. Alex, yo creo que no esperaría a "decirle a Laura que se acabó", mejor saldría corriendo directamente!! esas miradas tan inquietantes no auguran nada bueno.

    Muy feliz año 2016 en especail para ti, agradeciendo tu dedicación a esta casa que has construido para todos nosotros.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un buen consejo, sin duda. Muchas gracias, un beso y feliz año para ti también, Carme.

      Eliminar
  21. Lo peor de desear es que, a veces, se cumplen los deseos, este hecho es mas preocupante cuando son los deseos de otros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, el deseo del otro es algo que no se tiene en cuenta a la hora de pensar en deseos. Gracias por el comentario, Ricardo.

      Eliminar
  22. Alex, ten cuidado con lo que deseas que a veces se cumple... lo que daría por saber lo que ella deseó. Muy bueno el micro. Enhorabuena. Feliz Año Nuevo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí queda el misterio... ¡Muchas gracias y feliz año, Pilar!

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!