Aprendiz de mago

Practicaba durante largas horas sus nuevos trucos de magia. Un día, preocupada por su tardanza, entré en su cuarto, pero allí no estaba. En un rincón dormitaba un bonito conejo.

Tres años llevo buscando a mi marido diariamente. En el jardín, el conejo, a veces me observa con mirada lasciva.
Escrito por Isidro Moreno Carrascosa - Web
(Anónimo hasta febrero)

26 comentarios :

  1. Que buen relato, me encanta.
    Si es que hay que saber hacer trucos de magia.
    Me ha gustado mucho, enhorabuena.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Genial micro. Menudo truco más bueno.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Habrá que buscar otro mago para deshacer el truco.
    Muy bueno. Saludos.
    Pablo.

    ResponderEliminar
  4. El relato es genial. El mago... necesitaría mejorar. La mujer... creo que se empieza a mosquear algo. La situación... que se lo pregunten a la esposa si realmente quiere encontrar al esposo.
    Buen toque de humor. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tan buen toque de humor. Hecho por el mejor.
      Un saludo y enhorabuena. Te quedaste en puertas de la final.
      Pablo.

      Eliminar
  5. Podría haber sido peor y haberse encontrado en el rincón a una cucaracha o a un palo de escoba...
    Me ha parecido un micro original y divertido, con un sentido del humor impecablemente embebido en una historia de aprendizaje y torpeza.
    Un buen relato.
    Saludos cordiales, desconocid@ 15.2.

    ResponderEliminar
  6. Que buenooooooo.Genial Relato. Me ha encantado.Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno, felicitaciones.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen Hinojal15/1/16 18:29

      Pues sí, me ha echo sonreír. Me gusta esa inventiva de la transformación. Da para muchos micros. Abrazos.

      Eliminar
  8. Estos aficionados... Seguro que usó una caja de Magia Borrás.
    Muy buen relato.
    Va mi me gusta y mi reconocimiento para el autor o autora.

    ResponderEliminar
  9. Y los conejos gustan de reproducirse mucho.
    Muy buen micro.

    ResponderEliminar
  10. Se nos olvida que la misión de la magia, que no del ilusionismo, es precisamente esa: "producir resultados contrarios a las leyes naturales" (según la RAE). En este caso, la lascivia del conejo puede ser un objetivo bien alcanzado.
    Mágica historia, anónim@.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Una de dos, o el mago se convirtió en conejo o fue más allá y se fue de la casa a vivir su vida, dejando allí el conejito ... ¡Qué mal pensada soy!
    Me gusta la historia.
    Besos.
    Malu.

    ResponderEliminar
  12. En todos los oficios existe un margen de error durante el periodo de aprendizaje, pero este personaje, pese a sus largas horas de práctica, ha pagado un alto precio por el desliz. Si regresa a su estado normal será difícil justificar la ausencia del domicilio conyugal, eso si no acaba en la cazuela.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Quien juega con fuego se quema, dicen. Aquí el aprendiz de mago se ha extralimitado, o ha seguido mal las instrucciones y ha hecho magia, pero no la que quería. Lo que parece que no ha perdido es la libido, al fin y al cabo, sigue siendo un mamífero. Por cierto, ¿adónde fue a parar el verdadero conejo con el que, imagino, estaba intentando hacer magia? Original y sugerente.

    ResponderEliminar
  14. El aprendizaje por ensayo y error puede convertirte en un genio o en un conejo, y ahí está la magia, o no.
    Original y divertido.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Divertido micro. Al mago se le fué la mano con los polvos mágicos... Ahora veremos cómo lo arregla...
    Me ha gustado mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Quizá tenga razón Malu y todo quede reducido a un truco de escapismo. Pero por si acaso cuida al conejito, tal vez sea quien tú piensas y con el tiempo pase el efecto de los polvos mágicos.
    Saludos, autor@ desconocid@.

    ResponderEliminar
  17. Espero que la mujer del aprendiz de mago sea vegetariana, porque de lo contrario me imagino al conejo como ingrediente principal de un buen guiso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Si es que los hay muy torerines y se lanzan con trucos de nivel superior, y claro, luego pasa lo que pasa. Un micro original y divertido. Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Buen micro, anónimo. Y la mujer, más paciente que una santa.

    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Versión humorística de Ulises, que se marchó con el viejo truco del conejo. Micro estupendo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. A lo mejor el hechizo desaparece besando al conejo, pero cualquiera se atreve.
    Muy ingenioso y divertido.
    Enhorabuena y saludos.

    ResponderEliminar
  22. Muy original. El Mago que se transforma en Conejo. Cuando somos aprendices de algo, suelen pasar estas cosas, jajaja. Muy bueno.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Un relato divertido y mágico. Una idea estupenda muy bien contada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Divertidísimo relato, si la protagonista viviera en Valencia el conejo acabaría seguro en la paella, jajaja. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!